Escúchenos en línea

Brasil no puede habituarse a vivir en golpes de Estado, sostiene Lula

Caracas. AVN. | 16 de Abril de 2016 a las 13:16

Este sábado, los movimientos sociales y campesinos de Brasil reafirmaron su total apoyo a la presidenta de esa nación, Dilma Rousseff, cuyo gobierno enfrenta un golpe de Estado institucional promovido desde el Parlamento, donde este domingo se decidirá si se aprueba o no un juicio político que intenta destituirla con la excusa de fallas administrativas en su gestión.

En este evento, organizado por el Frente Brasil Popular, participó el líder brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien manifestó que la lucha del pueblo es por la democracia. No podemos habituar a este país a vivir de golpe en golpe", expresó el exmandatario, citado por Telesur.

"Nosotros amamos Brasil. Vamos a luchar por la democracia", agregó, citado por Efe, desde el pabellón deportivo Nilson Nelson de Brasilia, donde se realizó la concentración.

Dijo que a la élite brasileña no le gusta la democracia y retó al vicepresidente Michel Temer, uno de los promotores del juicio político, a ir a unas elecciones si quiere ganar la presidencia.

El pasado viernes, en un mensaje a la nación, la presidenta Rousseff manifestó que lo que está en juego en la decisión del Parlamento "es el respeto a la voluntad soberana del pueblo brasileño, el respeto a la voluntad del pueblo en las urnas".

En este sentido, Lula convocó a todo el pueblo brasileño a sumarse mañana domingo a las movilizaciones de calle que se realizarán en apoyo a la presidenta y al sistema democrático que Brasil ganó luego de cruentas dictaduras.

Pidió a los movimientos sociales dar el ejemplo este domingo y hacerse partícipes de una movilización pacífica, sin caer en las provocaciones de los sectores de derecha.

Las acciones de desestabilización contra Rousseff cobraron fuerza con la detención el pasado 4 de marzo de Lula da Silva, antecesor y compañero de la mandataria, que días antes había aceptado la propuesta de los movimientos sociales de postularse a una nueva elección presidencial en 2018.

Luego de esto, arreció una jornada de persecuciones y detenciones en el marco de una operación política revestida de legalidad y que se presenta en los medios como una investigación por los señalamientos de la petrolera brasileña, Petrobras.

En declaraciones recientes, Lula manifestó que "la comunidad internacional sabe que lo está ocurriendo en Brasil es un golpe", citó Página 12.

Esto se añade al análisis hecho por intelectuales y estudiosos de América Latina, entre los que se encuentra el periodista y analista de Brasil, Breno Altman, quien en una entrevista con Telesur en marzo pasado dijo: "Lo que está en curso en este momento y desde hace meses es un ataque violento de las fuerzas conservadoras del país contra el presidente Lula y la presidenta Dilma. El avance está en etapa de agresión abierta, es un ataque frontal, de construcción de un estado de excepción y una tentativa golpista de impedir que Lula sea el candidato presidencial en 2018".


Descarga la aplicación

en google play en google play