Escúchenos en línea

Denuncian posible amnistía de Cunha de aprobarse impeachment a Dilma

Brasilia. PL. | 17 de Abril de 2016 a las 11:49

Legisladores de la oposición negocian la posible amnistía del titular de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, de admitirse el domingo el pedido de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, denunció la revista Fórum.

Los articuladores del indulto a Cunha, quien enfrentan un proceso de casación de mandato ante la Comisión de Etica por ocultar cuentas bancarias ilegales en Suiza, alegan que su papel fundamental como conductor del proceso de destitución de la mandataria justifica que sea perdonado.

Según la publicación, pese a las graves acusaciones existentes contra quien resultó el primer diputado federal reo de la justicia en pleno ejercicio de sus funciones por corrupción y lavado de dinero, éste cuenta con el apoyo de por lo menos 200 legisladores de la llamada bancada BBB (buey, bala y biblia).

La articulación para salvar al líder parlamentario comenzó días atrás con la renuncia del diputado Fausto Pinato, del Partido Progresista (PP) y primer relator del caso, quien fue reemplazado en el Consejo de Etica por Tia Eron (Partido Republicano Brasileño), una evangélica abiertamente declarada admiradora de Cunha.

Esa no es más que una maniobra del presidente de la Casa, afirmó entonces el titular del Consejo, José Carlos Araújo, quien recordó que Pinato ya tenía una posición fijada de respaldo a la casación del mandato de Michel Temer.

Ella (Tía Eron) -dijo Araújo a Bahía Noticias- va a sufrir una presión tremenda, pero si vota a favor de Cunha podría morir políticamente.

A comienzos de marzo pasado, se conoció aquí que aliados del presidente de la Cámara de Diputados cometieron fraude en un intento por evitar que éste fuera investigado por el Consejo de Ética.

Partidarios de este falsificaron la firma de un diputado que estaría ausente de una definitoria sesión de la Comisión para evitar su reemplazo por un legislador favorable al enjuiciamiento.

Hace una semana, la encuestadora Datafolha reveló los resultados de un sondeo en el que más del 75 por ciento de los brasileños apoyaba el fin del mandato de Cunha.

Según el muestreo, la aprobación del término del encargo puesto en manos del líder de la bancada evangélica y miembro del Partido del Movimiento Democrático de Brasil, tiene un respaldo todavía mayor (94 por ciento) entre los más ricos y llega a ser del 85 por ciento entre quienes perciben más de cinco y hasta 10 salarios mínimos.

Cunha, principal impulsor del proceso de destitución de Rousseff, es acusado de mentir al Congreso por ocultar cuentas bancarias secretas en Suiza, algo que corroboró la justicia de ese país.

Además, fue denunciado por la Procuraduría General de la República por recibir cinco millones de dólares en "propinas" por la contratación de dos navíos para Petrobras y por utilizar una iglesia de Río de Janeiro para operaciones de blanqueo de capital.

En los últimos días, su nombre apareció entre los de 57 brasileños que figuran en la lista de los Papeles de Panamá (Panama Papers), pues le es atribuida la titularidad de la empresa off shore Penbur Holding.

Cunha fue también señalado la pasada semana por el titular de la Abogacía General de la Unión, José Eduardo Cardozo, por ejercer un notorio desvío de poder y de actuar por venganza en el trámite de admisión del pedido de impeachment contra la jefa de Estado brasileña.


Descarga la aplicación

en google play en google play