Escúchenos en línea

Bolivia disminuyó en 34 % la producción de coca, dice Evo

La Paz. Agencias. | 21 de Abril de 2016 a las 12:33

El presidente de Bolivia, Evo Morales, destacó este jueves que a fin de liberar su país de la droga, se nacionalizó la lucha contra el narcotráfico y se propuso un modelo digno y soberano.

Durante su intervención ante la sesión especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre el problema de las drogas, el dignatario boliviano destacó que entre 2011 y 2014 se logró disminuir en 34 por ciento los cultivos de hoja de coca en la nación andina, alcanzado una superficie neta de 20 mil 400 hectáreas.

Asimismo, resaltó que en su país se desarrolla un modelo antidroga que garantiza el respeto a los derechos humanos y a la Madre Tierra.

El jefe de estado mencionó que la guerra contra las drogas ha fracasado porque se ha registrado un incremento del consumo de 40 por ciento en las últimas décadas y sólo en Estados Unidos el consumo de cocaína es de 1,6 por ciento mientras que la media mundial es de 0,4 por ciento.

"¿Con qué moral EE.UU. certifica a otros países si no hace ninguna acción para reducir la demanda de estupefacientes cuando el mayor número de consumidores está en esa nación?", cuestionó el dignatario durante su alocución.

EE.UU. usa guerra contra las drogas para intervenir en los Estados          

Asimismo, Morales advirtió que es importante examinar con profundidad el transfondo geopolítico de la guerra contra las drogas, debido a que EE.UU. creó, con este problema, una excusa para aplicar la lógica imperialista para controlar las fuerzas policiales y armadas de los otros países y así interferir en la administración de los Estados.

Acotó que el imperio ha utilizado esta guerra hipócrita para dirigir una estrategia militar geopolítica intervencionista en las zonas ricas de recursos naturales para el control y saqueo de los mismos.

"Donde están instalada la DEA y las bases militares de EE.UU. crece el narcotráfico y la delincuencia, la riqueza ilegal, los gobiernos privatizadores, las élites millonarias corruptas, serviles y funcionales al imperio", dijo.

Por otra parte, aseveró que la criminalización de la hoja de coca es un instrumento geopolítico y por eso Bolivia impulsó un modelo digno y soberano que garantiza el respeto a los derechos humanos y a la madre tierra con participación y control social.

Bolivia pide acciones concretas        

El mandatario pidió a los países miembros asumir acciones concretas para "liberarnos del problema de las drogas como pretexto de dominación, disolver la DEA, cerrar las bases militares norteamericanas, acabar con las certificaciones unilaterales, acabar con el intervencionismo y aprobar una resolución para terminar de una vez con el secreto bancario".

Además, consideró la necesidad de un debate amplio y diverso basado en la realidad de cada país y con respeto a la soberanía y el derecho interno de cada nación.

En contexto:  

La Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS por sus sigla en inglés) se realiza entre el 19 y el 21 de abril en Nueva York con la política de drogas en el mundo como tema central.

Participan delegaciones y jefes de Estado de los 193 países miembros de la ONU.

El encuentro fue propuesto con urgencia en octubre de 2012 por los presidentes de Colombia, Guatemala y México. Fue respaldado por 95 de los 193 países de la ONU y se decidió adelantar para este año la sesión que estaba programada para 2019. 


Descarga la aplicación

en google play en google play