Escúchenos en línea

Agentes antinarcóticos de Ecuador frustraron el traslado de 80 kilos de marihuana

Quito. Agencias. | 25 de Abril de 2016 a las 10:21

Los agentes antinarcóticos continúan incautando alcaloide y frustrando así los envíos de los narcos.

El alcaloide fue descubierto durante un operativo de resguardo de los camiones que iban a Manabí. En la zona 8, 1.003 implicados han sido detenidos. Redacción Justicia Entre 70 y 80 kilos de marihuana intentaron transportar hasta Guayaquil, para el consumo interno, dos militares y un civil. El viernes último los detenidos viajaban con el cargamento en una furgoneta, que fue interceptada por los policías a la altura de la vía a Daule.

El personal policial controlaba la vía Daule-Guayaquil para brindar seguridad a los camiones que se dirigen con raciones alimenticias y vituallas a la zona cero en Manabí, provincia afectada por el sismo del pasado 16 de abril.

De esa forma se descubrió el alcaloide. No es el único caso de microtráfico que se registró en la semana pasada, también los agentes antinarcóticos aprehendieron a 2 hombres y una mujer en Guayaquil y Durán con 81 dosis de marihuana, cocaína y heroína.

Mientras que en el sector de Bastión Popular, norte de Guayaquil, la Policía aprehendió a 4 ciudadanos con 207 dosis de droga. El mayor Guillermo Palacios López, jefe de la Unidad Antinarcóticos de la Zona 8, que comprende Guayaquil, Durán y Samborondón, manifestó que existe una política de Estado dirigida a desmantelar las organizaciones dedicadas al microtráfico de drogas y que en ese espacio hay una excelente respuesta no solamente de los agentes, sino también del servicio preventivo de los 12 distritos policiales. Solo en Guayas, en el primer trimestre de este año, se decomisaron 8,57 toneladas de droga y se detuvo a 1.003 ciudadanos en 862 operativos antinarcóticos.

Debate sobre tráfico de drogas Precisamente en Nueva York, Estados Unidos, el jueves último concluyó el debate sobre el problema mundial de las drogas (Ungass) 2016, con la confianza de los participantes en que se marque el inicio de un proceso irreversible hacia una política más humana en materia de combate a las drogas. Durante la Asamblea, el defensor público general, Ernesto Pazmiño, trasladó la necesidad de replantear la política de drogas desde los nuevos enfoques, propiciando la regulación responsable del cannabis y la inmediata moratoria a la pena de muerte.

Además, destacó el papel del desarrollo como parte de la Agenda 2030 del mundo para profundizar los procesos de inclusión social como pilares de todas las políticas de prevención. También el diplomático ecuatoriano Diego Morejón manifestó que mientras no se haga referencia a un control del lavado de activos en los países desarrollados -que son los mayores consumidores de sustancias ilícitas- los países de América Latina continuarán llevándose la peor parte en la guerra contra las drogas.

“No estamos ganando la guerra contra las drogas”, fue una frase recurrente durante los 3 días de debate de la Ungass. La despenalización del consumo de drogas y el acceso a las sustancias controladas con fines médicos y científicos fueron los temas más polémicos de la sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas, con posiciones tan opuestas como las que castigan el consumo con la pena de muerte y las que han legalizado el cannabis.

El compromiso de un cambio de dirección en el combate a las drogas es unánime en el bloque latinoamericano, pero las vías para conseguirlo hallaron diferencias. Cuba y Nicaragua no comparten la idea de la despenalización del consumo, al considerar que estimularía un mayor uso de los estupefacientes.

El documento de compromiso conjunto de los Estados miembros de la ONU reitera la lucha contra las drogas, reconociéndolas como una amenaza para la salud y plantea la implementación de medidas que incluyan la prevención y el tratamiento de los adictos, así como su rehabilitación y reinserción social.


Descarga la aplicación

en google play en google play