Escúchenos en línea

Pescadores de dos localidades chilenas mantienen protestas en Chiloé

Santiago de Chile. Agencias. | 16 de Mayo de 2016 a las 10:23

Los pescadores artesanales afectados por el fenómeno de la marea roja de las localidades de  Ancud y Quellón, ubicados en  el archipiélago de Chiloé, al sur de Chile, mantienen sus protestas tras dos intensas semanas de manifestaciones. Seis comunas alcanzaron acuerdos con el gobierno y luego desistieron.  

Los pescadores mantienen el bloqueo por segunda semana en los caminos de acceso a estas dos localidades, pero permitieron la circulación de camiones con combustible para evitar el desabastecimiento de gasolina.

Las localidades de Ancud y Quellón suman cerca de 70 mil habitantes, mayormente integradas por pescadores y agricultores. Los habitantes de estos sectores rechazaron oferta económica propuesta por el gobierno chileno, estipulada en mil 200 dólares para resolver el conflicto.  

Los pobladores de estas comunas decidieron suspender las conversaciones y exigir que el monto impuesto sea elevado en unos 300 dólares extras.

Luis Villegas, dirigente de los pescadores de Ancud, expresó que "Ancud y la localidad de Quellón, son las comunas más afectadas por la marea roja. Vamos a evaluar varias estrategias para poder seguir haciendo presión".

Mientras las otras seis localidades de la isla de Chiloé, anunciaron el fin de los bloqueos de rutas, tras aceptar el acuerdo con el gobierno. Estas se encuentran ubicadas a unos mil 100 kilometros al sur de Santiago.

Dato

El fenómeno de la marea roja provocó el varamiento e intoxicación de miles de mariscos y peces que son el sustento de los pescadores.

Por su parte, el gobierno nacional de Chile adelantó que no incrementará el monto económico para los pescadores, pero espera continuar con las negociaciones. Así lo dio a conocer el subsecretario de Pesca, Raúl Súnico, "el monto del bono ya se ha suscrito en varias comunas y no habrá alteración con eso, lo que sí podemos es usar otros instrumentos para los afectados más indirectos".

En contexto

El 80 por ciento de la población de Chiloé vive de los productos que extrae del mar. Los pescadores llevan ocho días de protestas por la presencia de la marea roja.

Luego de que las microalgas contaminaran las aguas de la región, la pesca fue prohibida y el Estado les otorgó un bono mensual de 150 dólares, monto que los pescadores califican de insuficiente.

El gremio bloqueó las rutas de acceso a la isla y exige que se priorice la ayuda en la isla porque no pueden ejercer el oficio que mayormente realiza la comuna de Chiloé.

El efecto conocido como marea roja −producido por microalgas que son el alimento de varias especies marinas como los moluscos y que al ser consumidos por estos pueden provocar problemas de salud−, ha alcanzado niveles inimaginables en esa zona de Chile. Autoridades informaron que los niveles de intoxicación están sobre el 750 por ciento del límite existente y por esta razón la isla fue decretada zona de catástrofe.


Descarga la aplicación

en google play en google play