Escúchenos en línea

Gobierno no persigue a periodista Valverde, afirma ministra boliviana

La Paz. PL. | 28 de Mayo de 2016 a las 17:39

La ministra boliviana de Comunicación, Marianela Paco, afirmó este sábado que solo la mentira es quien persigue al exagente de Inteligencia, Carlos Valverde, conocido aquí por promover una campaña de descrédito contra el gobierno del presidente, Evo Morales.

"Y de ninguna manera hay una persecución política. Lo que le persigue al señor y lo va a perseguir siempre es su conciencia por haber jugado con el país con una mentira (...), puede irse a la Argentina, a donde sea, igual su mentira le va acompañar", enfatizó Paco.

Carlos Valverde juega con la imagen de los periodistas, comentó, y lamentó que sus engaños en torno al denominado Caso Zapata, no fuera juzgado hasta ahora por un Tribunal de Imprenta.

"¿Dónde está ese Tribunal de Imprenta? ¿Por qué no está funcionando?", cuestionó la autoridad después de que Valverde saliera del país y se instalara en Argentina por temor -según él- a ser aprehendido y procesado por la justicia ordinaria.

Valverde juega con la imagen de los periodistas, pero primero lo hizo con la del país y la del pueblo boliviano, agregó Paco.

El ex agente dice que trabajó por ocho, 10 meses en el Caso Zapata, debería presentar esa investigación al Ministerio Público, dijo la ministra de Comunicación.

Al respecto, el presidente de Bolivia escribió en su cuenta de Twitter que el exagente de Inteligencia y periodista Carlos Valverde no es un perseguido político y dejó en claro que quien se esconde o escapa es un delincuente confeso.

Valverde acusó en febrero pasado al mandatario de tráfico de influencias a favor de su antigua pareja Gabriela Zapata, exgerente comercial de la empresa CAMC, y aseguró que ambos tenían un hijo.

Luego de varios meses de asedio mediático, una investigación de la Asamblea Legislativa demostró la falsedad de las acusaciones, y la justicia determinó la inexistencia del menor.

Sin embargo, amplios sectores sociales coinciden en que esta guerra sucia, lanzada días antes del referendo del 21 de febrero, incidió en los resultados de la consulta sobre una reforma constitucional que permitiera la repostulación del presidente en los comicios de 2019.

Previo al sufragio, Valverde mantuvo varias reuniones con el encargado de negocios de la embajada estadounidense, Peter Brennan.


Descarga la aplicación

en google play en google play