Escúchenos en línea

Expresidente Lula y sindicatos acuerdan marcha unificada contra Temer

Brasilia. Agencias | 10 de Junio de 2016 a las 13:15

Sindicatos y movimientos sociales salen este viernes a las calles de diferentes ciudades brasileñas en una jornada nacional de protestas contra el presidente interino, Michel Temer, que estará encabezada por el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

La marcha convocada supone el “primer acto unificado” de manifestaciones contra Temer, quien asumió el pasado 12 de mayo después de que la presidenta Dilma Rousseff fuera suspendida mientras el Senado la somete a un proceso de destitución.

Desde de que el presidente interino asumió el poder, hace casi un mes, ha habido manifestaciones en diferentes puntos del país, pero ninguna de gran envergadura.

Por ello, la izquierda espera echar hoy su primer gran pulso a Temer, cuya aprobación se encuentra en 11.3 %, porcentaje tímidamente superior al que tenía Rousseff cuando fue suspendida de su cargo, según un sondeo.

De acuerdo con la Central Única de los Trabajadores (CUT), la mayor unión sindical del país, las protestas serán el primer paso antes de la convocatoria de una huelga general, la cual “está siendo construida”.

La CUT, que integra el Frente Popular Brasil, informó que la huelga será realizada cuando el presidente interino encamine al Congreso “las medidas de retirada de derechos”, en referencia a una iniciativa de reforma laboral y del sistema de jubilaciones.

El Gobierno de Temer llega a su primer mes al frente de Brasil cercado por los escándalos de corrupción que, además de costarle el cargo a dos ministros, amenazan a la cúpula del gubernamental Partido del Movimiento Democrático Brasileño.

Después de que Rousseff fuera apartada por un juicio político en el Legislativo, el nuevo Ejecutivo estuvo marcado por las polémicas: ausencia de mujeres y personas de color en el gabinete, así como nombramiento de investigados por corrupción.

En sus tres primeras semanas el Gobierno tuvo sus dos primeras bajas, una de éstas relacionada con la “Operación Lava Jato”, que investiga millonarios desvíos desde la estatal Petrobras.

Mantiene pesquisas

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, quien aspira a gobernar hasta finales de 2018 si Dilma Rousseff es depuesta por el actual juicio político en curso, reiteró que no frenará las investigaciones de corrupción contra miembros de su Ejecutivo o aliados, pero el arresto de altos miembros de su partido podría poner en riesgo su permanencia.


Descarga la aplicación

en google play en google play