Escúchenos en línea

Gobierno boliviano reitera voluntad de diálogo con central obrera

La Paz. PL. | 19 de Junio de 2016 a las 12:34

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, anunció que los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) no asistirán al diálogo convocado por el gobierno para discutir tres propuestas de solución al actual conflicto.

Los dirigentes de la COB excusaron su ausencia alegando estar en el interior del país para la organización este lunes de una marcha de protesta hasta la capital en demanda de estabilidad laboral, luego de quebrar una empresa textil que dejó sin empleo a cientos de obreros.

Lamentamos mucho que los dirigentes de la COB no estén presentes hoy para discutir el tema de la empresa Enatex, las normas que deben ser debatidas en mesas de trabajo y el alcance de la Ley de Servicio Público, precisó Quintana en rueda de prensa.

En la carta enviada los dirigentes obreros aclararon que están considerando las propuestas del gobierno, a lo cual respondió el ministro de la Presidencia reiterando la disposición del Ejecutivo a instalar el diálogo en el momento que la COB lo considere.

El gobierno, agregó Quintana, tiene las puertas abiertas para discutir la propuesta enviada que es la síntesis del diálogo entre el vicepresidente Álvaro García Linera y el ministro del Trabajo, Gonzalo Trigoso, con los dirigentes obreros, y esperamos la COB nos diga día y hora para reunirnos.

Subrayó que este conflicto no resuelve nada y más bien agrega problemas a los que deben resolver el gobierno y la Central Obrera por vía del diálogo, y los exhortó nuevamente a sentarse a discutir la propuesta gubernamental.

Por su parte, el ministro de Trabajo precisó que en el paro convocado este lunes los dirigentes obreros no han cumplido los procedimientos establecidos en la Ley General del Trabajo para realizar una huelga legal y, por tanto, esta protesta es ilegal.

En consecuencia, dijo Trigoso, los sectores que ingresen a esa huelga ilegal tendrán que asumir los descuentos y sanciones pertinentes según las normas internas de cada entidad basados en la aplicación de la ley vigente.

Hasta este viernes, puntualizó, quedaban sólo unos 195 trabajadores de casi 800 que laboraban en la quebrada Enatex sin cobrar sus beneficios sociales y el resto ya se han desvinculado legalmente de esa empresa ya existente, y no podrían ser reincorporados.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play