Escúchenos en línea

Ley de Parto Humanizado protege a madres y familias ecuatorianas

Quito. Agencia PL. | 13 de Septiembre de 2016 a las 16:13

La Ley de Parto Humanizado es un paso más dentro de la universalidad de los derechos de las mujeres, afirmó el martes en Quito la presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador, Gabriela Rivadeneira.

La normativa, propuesta por la asambleísta y que irá próximamente a primer debate, propone establecer los derechos obstétricos de las madres y de sus familias.

'Vamos caminando a paso firme para que esto sea un derecho más dentro del universo de derechos de las mujeres y sobre todo el de la autodeterminación del parto', reiteró Rivadeneira en el programa radial Contigo de Ley.

Al respecto se refirió a la segunda sala de parto vertical instalada en Guayaquil para ayudar a las féminas en el proceso antes, durante y después del alumbramiento.

En ese sentido mencionó a Otavalo, donde desde hace 12 años está en operaciones una similar, junto a una casa materno-infantil que acoge a la madre, el recién nacido y la familia mientras deban estar en recuperación después del parto.

'Esos son servicios que se deben dar a la ciudadanía. Son experiencias lindísimas', advirtió.

Sobre esa iniciativa, aclaró que en Otavalo también está en práctica un programa de erradicación de mortalidad materno infantil, el cual ha permitido que no se reporten muertes por causas prevenibles en los últimos 10 años, cuando antes los indicadores eran altos.

'Nos alegramos que eso se siga ampliando y promocionando a nivel nacional y que sean todas las mujeres del país y su familia quienes puedan decidir qué tipo de parto tener y que se cumplan los protocolos sin atentar a la intimidad de la mujer y el recién nacido', aseguró.

La Ley de Parto Humanizado busca que se cumplan parámetros básicos de ese proceso, permitir el acompañamiento de la mujer, garantizar el contacto piel con piel entre madre e hijo al momento del nacimiento y otros temas básicos reconocidos en protocolos internacionales, señaló.

El proyecto servirá para que sean las consideraciones médicas las encargadas de determinar la necesidad de una cesárea, y no las ambiciones económicas de ciertas clínicas y especialistas.

Según datos oficiales, en la Red Privada de Salud en Ecuador el porcentaje de esas prácticas alcanza el 80 por ciento y en el servicio público un 40 por ciento.

A su juicio, el parto humanizado debe ser el punto de partida necesario para el Buen Vivir.


Descarga la aplicación

en google play en google play