Escúchenos en línea

Exvicepresidente Rangel acusa de coerción y chantaje a coalición opositora de Venezuela

Caracas. Agencia PL. | 19 de Septiembre de 2016 a las 11:10

El exvicepresidente de Venezuela José Vicente Rangel acusó este lunes a la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de apelar a prácticas políticas violentas e inconstitucionales para intentar conquistar todos los poderes.

La MUD pretende alcanzar sus objetivos recurriendo a la amenaza y el chantaje, utilizando un lenguaje agresivo, con un fuerte componente de insultos a instituciones y funcionarios públicos, escribió en su habitual columna El Espejo, titulada El chantaje.

Para el también político, abogado y periodista, desde la Asamblea Nacional (de mayoría opositora), a instancia de su presidente Henry Ramos Allup, la disidencia dispara contra todo cuanto considere adverso.

A los integrantes del Tribunal Supremo de Justicia los agrede de manera salvaje, a las cuatro rectoras del Consejo Nacional Electoral las ofende a diario sin misericordia, subrayó en el espacio de opinión publicado cada lunes por el diario Últimas Noticias.

Ni siquiera el respeto que tradicionalmente se ha observado en el país hacia el género femenino, opera en los altos dirigentes de la oposición. Lo mismo sucede con el Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría, el Ejecutivo, agregó.

¿Es un desahogo circunstancial, expresión del ánimo de una dirección política insegura? No. Se trata de una política deliberadamente concebida para presionar a las instituciones y lograr lo que le resulta imposible obtener en el debate democrático, comentó.

En opinión de quien fuera en tres oportunidades candidato a la presidencia, el chantaje es una degradación de la política, un recurso perverso, porque no inhibe ni atemoriza a las víctimas y deja mal parado a quienes la utilizan.

Resulta inaceptable que mediante el anuncio de marchas de carácter desestabilizador se amenace a instituciones como el Consejo Nacional Electoral para que adopte decisiones que debe tomar soberanamente, afirmó.

De acuerdo con este proceder -dijo-, los órganos del Estado perderían legitimidad y quedarían cautivos de las maniobras que se realicen fuera de su competencia.

Esta situación acaba con el Estado de Derecho y afecta el funcionamiento de las instituciones que, en la práctica, dependería de un inefable uso del derecho a manifestar, abundó.

Es inaceptable plegarse a semejante situación, sentenció, y exhortó a rechazar con vehemencia esas posiciones.

Al llamado a resolver la política mediante el chantaje hay que responder que quienes lo plantean de tal modo tienen que estar dispuestos a correr con las consecuencias. Que luego no chillen, como hasta ahora lo vienen haciendo, porque la pelea es peleando cuando la situación es llevada al terreno de la confrontación abierta y sin reglas claras, precisó.

Por último, señaló que la oposición debe renunciar a las causas perdidas y a la realización de un golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro, porque 'el Gobierno Bolivariano está en capacidad de abortar cualquier intento'.


Descarga la aplicación

en google play en google play