Escúchenos en línea

Acuerdo de paz es punto de partida para Colombia, afirma congresista

Cartagena de Indias, Colombia. Agencia PL. | 27 de Septiembre de 2016 a las 12:40

El congresista Alirio Uribe celebró este martes el acuerdo de paz firmado oficialmente entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), el cual consideró un punto de partida para el país.

En declaraciones a Prensa Latina el representante a la Cámara comentó que los pactos entre ambas partes serán la principal agenda del país durante al menos los próximos 10 años.

Este no es un punto de llegada, sino de partida para construir una nueva nación, estamos muy contentos y optimistas a la espera de una paz completa, que deberá incluir también al igualmente guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN), insistió el parlamentario por el Polo Democrático Alternativo, mayor convergencia nacional de izquierda.

Ante más de dos mil invitados, entre ellos 15 jefes de Estado, cancilleres y representantes de organismos multilaterales, el Ejecutivo y las insurgentes FARC-EP rubricaron la víspera el consenso encaminado a terminar la larga confrontación bélica y reinsertar a los miembros de esa agrupación en la vida civil.

Llevábamos décadas tratando de encontrar una solución política a la guerra interna, lo vivido en Cartagena constituye un acontecimiento trascendental, que traerá grandes desafíos como el desmontaje efectivo de las estructuras paramilitares, subrayó el legislador.

Durante el acto celebrado en la explanada del Centro de Convenciones el presidente Juan Manuel Santos elogió el consenso divulgado el pasado 24 de agosto en La Habana y ratificado luego por la mayor guerrilla colombiana en su X Conferencia.

Ningún pacto de paz es perfecto, pero el nuestro es el mejor posible (...) cuántas vidas se salvarán, preguntó el gobernante quien aseguró que sólo ese hecho justifica el tratado suscrito.

No más guerra, es el clamor de los colombianos; enfatizó el ocupante de la Casa de Nariño tras agradecer el esfuerzo y seriedad de los equipos, tanto gubernamentales como de las FARC-EP, que durante casi cuatro años buscaron una salida civilizada a la conflagración.

Poco antes el líder de ese movimiento, Timoleón Jiménez, aseguró que la única arma que utilizarán desde ahora será la palabra.


Descarga la aplicación

en google play en google play