Escúchenos en línea

Tras 21 días de huelga buscan solución al conflicto bancario en Brasil

Brasilia. Agencia PL. | 27 de Septiembre de 2016 a las 13:05

El Comando Nacional de los Bancarios y la Federación de los Bancos (Fenaban) de Brasil sostendrán este martes una nueva ronda de negociaciones enfilada a poner fin a 21 días de huelga nacional de los trabajadores del ramo.

Las conversaciones estaban paradas porque la Fenaban venía acudiendo a los encuentros sin alterar absolutamente en nada su propuesta, explicó el presidente de la Confederación Nacional de los Trabajadores del Ramo Financiero (Contraf), Roberto von der Osten.

Finalmente se impuso el buen sentido y los representantes de las instituciones financieras aceptaron la invitación de los trabajadores a negociar el reajuste salarial y otras demandas, entre ellas poner fin a las metas abusivas, al asedio moral y sexual, los despidos y a la tercerización del sector, entre otras reivindicaciones, señaló.

De acuerdo con el dirigente gremial, la víspera estuvieron paralizadas en todo el país más de 13 mil 400 agencias (alrededor del 57 por ciento del total) y 33 centros administrativos.

Después de 21 días de paro, esperamos que entiendan (los banqueros) que no queremos ver reducidos nuestros salarios y los trabajadores necesitan ser valorizados, acotó von der Osten.

Los bancarios en paro plantean, entre otras exigencias, un reajuste salarial que permita reponer el índice de inflación (9,62 por ciento) y tener un incremento de un cinco por ciento en el salario real, un abono adicional de tres mil 300 reales (unos mil dólares estadounidenses) y mejores condiciones de trabajo.

Mientras, los representantes de los patronos insisten en conceder solo un incremento del siete por ciento de los sueldos.

Según el titular de la Contraf, los banqueros actúan con total desconsideración al intentar imponer a los trabajadores una pérdida del 2,39 por ciento de sus salarios y negarse a atender las demás reivindicaciones.

Los beneficios de los cinco mayores bancos de Brasil (Itaú, Bradesco, Banco do Brasil, Santander y Caixa) en el primer semestre de este año rebasaron los 29 mil millones de reales (más de nueve mil 100 millones de dólares), sin embargo fueron recortados casi ocho mil puesto de trabajo, dijeron fuentes sindicales.


Descarga la aplicación

en google play en google play