Escúchenos en línea

Ecuador honra a sus muertos

Quito. Agencia PL. | 2 de Noviembre de 2016 a las 15:02

Los ecuatorianos honran este miércoles a sus familiares fallecidos con la conmemoración del Día de los Difuntos, que en esta ocasión marca el inicio de cinco días de asueto para todo el país.

La festividad, además de mantener viva una tradición ancestral, se convierte, para muchos, en una suerte de oportunidad de hacer turismo y visitar zonas distantes del área de residencia con amigos, parejas, parientes y hasta solos.

Para recordar a sus muertos, las personas visitan sus tumbas en los cementerios, sobre todo los indígenas y allí les ofrecen alimentos, principalmente aquellos de la preferencia del fallecido.

En el banquete no pueden faltar la Colada Morada y la Guagua de Pan, elementos que datan de los tiempos de la cultura Quitu- Cara, los cuales mantienen su esencia en el presente, pese a los cambios promovidos por la Iglesia católica, según cuentan historiadores y conocedores del tema.

Se dice que la Colada era una bebida a base de maíz y sangre de llama, ofrecida a los muertos. Práctica modificada por los católicos, quienes optaron por utilizar junto al grano, diferentes frutas para dar un sabor agradable a la bebida y el tono marrón inicial.

Caliente o fría, muy dulce, la Colada Morada se prepara con 17 ingredientes que incluyen frutas típicas de Ecuador, especias, hierbas aromáticas y harina de maíz morado o maíz negro, aunque existen muchas variaciones en la Costa y en la Sierra, pero todos coinciden en que suele ser más sabrosa el día después de la preparación.

Por otra parte, cuentan que los originarios sacaban a pasear a los difuntos en su día, algo con lo cual tampoco estuvo de acuerdo la Iglesia.

Entonces, transformaron esa peregrinación por la confección de panes dulces, en forma de persona, principalmente de niño (guagua, en algunos países andinos) y la entregaban como tributo.

Así, la Colada Morada y la Guagua de Pan se convirtieron en alimentos indispensables en las ofrendas a los muertos, pero también en la mesa del ecuatoriano desde el mes de octubre, previo a la celebración del Día de los Difuntos.

Por estos tiempos, ambos platos se degustan lo mismo en eventos sociales, fiestas o cenas navideñas y constituyen un símbolo de compromiso y amor sobre todo con la familia.

Desde octubre y hasta pasada la navidad, casi todos los locales gastronómicos ofrecen al comensal ese dúo, cargado de simbolismo y tradición.

Al mismo tiempo, la confección de esos alimentos ha generado concursos en diferentes provincias de Ecuador, donde se elige la mejor Colada y la más sabrosa y adornada Guagua.

 

Este año, por ejemplo, Guayaquil confeccionó una Guagua Gigante, de cuatro metros de largo, sobrepasando a una similar en 2015, que alcanzó los tres metros.

Luego de tres días para su preparación, la gigantesca muñeca con trenzas fue exhibida y degustada por todos los curiosos que se acercaron al City Mall guayaquileño.

El Día de los Difuntos marca entonces, en este 2016, el inicio de un período vacacional que concluirá el lunes, con la incorporación de grandes y chicos a sus habituales labores.


Descarga la aplicación

en google play en google play