Escúchenos en línea

Gobierno de Bolivia desarrolla estudios sobre el Silala y calcula pérdidas

La Paz. Agencia PL. | 10 de Enero de 2017 a las 13:20

Bolivia desarrolla estudios sobre los manantiales del Silala y calcula las pérdidas económicas sufridas por el país con el desvío de sus aguas, reveló este martes el secretario general de DireSilala, René Martínez.

Un equipo multidisciplinario, integrado por historiadores, hidrógrafos y geólogos, realizan el trabajo dirigido por la Dirección Estratégica de Defensa de los Manantiales del Silala y todos los Recursos Hídricos en Frontera con Chile (DireSilala), reveló Martínez al diario Cambio.

El funcionario recordó que en la Agenda de los 13 puntos entre Bolivia y Chile, la nación vecina propuso un pago mensual a su país de 50 por ciento por el uso de esos recursos hídricos. Ese acuerdo fue alcanzado en 2009, en el marco de las conversaciones entre La Paz y Santiago, que además de los manantiales incluyó el derecho marítimo de Bolivia.

Sin embargo, no fue materializado por la oposición del Comité Cívico Potosinista boliviano que rechazó el documento y exigió establecer la deuda histórica.

Ésa no fue la primera vez que el Gobierno de Chile habló de pagar a Bolivia por el uso de las aguas de los manantiales, desviadas hasta ese país por canalizaciones construidas antes y después de 1908.

'Lo que estamos discutiendo es la naturaleza del Silala, para ver cuánto debe pagar Chile. Chile ha aceptado pagar, pero debemos cuantificar lo que debe pagar', dijo Martínez.

Según el funcionario, ese acuerdo es uno de los puntos esenciales para rebatir la tesis chilena de que el Silala es un curso de agua internacional.

'Si tenían este río internacional ¿para qué estaban proponiendo un pago mensual por el uso de esas aguas por más de 100 años?', cuestionó el secretario general de DireSilala.

A ese elemento, agregó otras dos interrogantes: ¿por qué la empresa Antofagasta (Chili) & Bolivia Railway Company solicitó permiso para emplear las aguas? y si éste tenía su curso natural ¿para qué se hizo la canalización?.

'Ahí ya no hablamos de cauce natural, sino artificial', subrayó Martínez, quien agregó que las autoridades chilenas apenas tienen argumentos para sustentar la tesis de su demanda.

El gobierno boliviano aguarda ahora por la presentación de la memoria, prevista hasta el 3 de julio, para conocer los estudios científicos que Santiago efectuó en el Silala y trabaja en los argumentos que incluirá en la contramemoria, que se deberá entregar a más tardar el 3 de julio de 2018.

En ese documento se incluye la contrademanda para hacer respetar los derechos nacionales sobre los manantiales que en la actualidad alimentan, casi en su totalidad, la industria minera de Chile.


Descarga la aplicación

en google play en google play