Escúchenos en línea

Reservas financieras bolivianas sustentan inversión

La Paz. Agencia PL. | 11 de Enero de 2017 a las 12:41

Bolivia cuenta actualmente con un colchón financiero de unos 13 mil 300 millones de dólares, lo cual le permite impulsar importantes inversiones sociales y megaproyectos ingenieros que poco a poco modernizan y cambian el rostro al país.

De acuerdo con un boletín del Ministerio de Economía, el colchón financiero nacional está compuesto por las Reservas Internacionales Netas (más de 10 mil millones de dólares), del Fondo de Requerimiento de Activos Líquidos (mil 814 millones de dólares) y del Fondo para la Revolución Industrial Productiva (casi mil millones de dólares).

A ello se suman los 644 millones de dólares, de los cuales disponen el Fondo de Protección al Ahorrista y el Fondo de Protección al Asegurado, agregó el documento.

El acopio de esos recursos fue la primera medida para enfrentar cualquier problema del sector externo, indicó el ministro de Economía, Luis Arce, quien aseguró que 'la estabilidad económica que ha logrado Bolivia demuestra que nunca hemos gastado ni despilfarrado nuestros recursos'.

A su juicio, dichas reservas evitaron el contagio de la crisis internacional. Al mismo tiempo, hemos garantizado políticas sociales y crecimiento económico con estabilidad de precios en un marco de crisis internacional, apuntó.

En diciembre, las reservas internacionales de esta nación andina amazónica ascendían a más de 10 mil millones de dólares, 10 veces más de lo reportado en 2005, cuando apenas se contaba con mil 714 millones de dólares.

A juicio del viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Jaime Durán, la economía de Bolivia tuvo un comportamiento positivo en 2016 pese a la caída en los precios de los hidrocarburos, uno de las principales fuentes de ingresos del país.

Según el funcionario, la inversión pública y la redistribución de los ingresos entre la población mantienen una tendencia de crecimiento desde hace una década.

El país altiplánico cerró el año pasado como el de mayor crecimiento económico de Sudamérica, con una tasa por encima del 4,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Durán precisó que para 2017 se prevé una inversión pública superior a los siete mil 500 millones de dólares y se garantizará el pago de programas sociales dirigidos a mejorar la calidad de vida de grupos vulnerables como embarazadas, niños y ancianos.

Dijo asimismo que se pronostica un crecimiento del 4,8 del PIB y una inflación del cinco por ciento.

Mantendremos la apuesta por la inversión pública y la redistribución del ingreso, a fin de mantener la estabilidad de los últimos años, subrayó.


Descarga la aplicación

en google play en google play