Escúchenos en línea

Mujeres celebran por indulto a prisionero político puertorriqueño

San Juan. Agencia PL. | 30 de Enero de 2017 a las 11:32

Con un aire festivo, sobre un centenar de mujeres protestó este lunes por 35 minutos a la entrada de la isleta del Viejo San Juan por el prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera.

'Este júbilo responde a la decisión de Barack Obama de conmutar la pena de Oscar antes de dejar la Casa Blanca', dijo la periodista Alida Millán Ferrer a la agencia Prensa Latina, mientras la algarabía dominaba el escenario del puente Dos Hermanos, a la vez que muchos conductores hacían sonar las bocinas de sus vehículos.

El luchador independentista de 74 años de edad, 35 de los cuales ha pasado en prisión, 12 de estos en aislamiento absoluto, debe salir en libertad no más tarde del próximo 17 de mayo, cuando se espera viaje a Chicago desde la prisión de Terre Haute, Indiana, antes de proseguir hacia Puerto Rico.

Las 35 Mujeres por Oscar, Hasta su Regreso lanzaron consignas de regocijo como 'Oscar nos inspiró y el pueblo lo logró', 'Oscar pronto vendrá y su pueblo celebrará' o 'El consenso nacional fue la llave para Oscar', además de interpretar 'Pronto a su patria regresa', a la que se integró las cantantes Choco Orta y Flora Santiago, utilizando el ritmo de 'Quien no se siente patriota', que han popularizado Marc Anthony y Andy Montañez.

'La acción tomada por Obama fue el resultado del gran consenso del pueblo puertorriqueño para exigir justicia y que el boricua de San Sebastián fuera sacado de los oprobiosos barrotes', indicó Magali Millán Ferrer al leer la proclama Oscar regresa a la Patria.

Las hermanas Millán Ferrer, junto a la abogada Josefina Pantoja Oquendo, idearon esta protesta el último domingo de cada mes desde hace casi cuatro años, bajo el compromiso de que no cesarían en la empresa hasta que López Rivera las acompañe a cantar el himno La Borinqueña de cara al océano Atlántico.

Originalmente el grupo estaba integrado por 32 mujeres y con cada año de López Rivera encarcelado, se agregaba una hasta llegar a las 35 actuales, aunque por lo general en la manifestación mensual se triplican y, como esta vez, superan el centenar.

Las manifestantes, en la medida en que llegaban, se abrazaban y congratulaban porque su lucha ha dado frutos y pronto será una realidad de que el combatiente independentista puertorriqueño esté de regreso al suelo patrio para residir en el hogar de su única hija, Clarisa López Ramos, quien lo ha visitado en estos días en Terre Haute.

'Hemos reído, llorado y cantado, hemos vivido momentos de grandes emociones junto a Clarisa, y hemos recibido un gran apoyo, y cada peso que nos aportan lo hemos invertido en esta causa', relata Millán Ferrer, a la vez que recuerda que esta proeza ha sido emulada por puertorriqueñas en Nueva York y en otras ciudades de Estados Unidos.

 

El boricua, considerado por las autoridades estadounidenses como el responsable de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) de Puerto Rico, que operaron en Chicago y Nueva York en las décadas de 1970 y 1980, fue arrestado en 1981 y sentenciado a 55 años de cárcel federal, a los que en 1988 se agregaron 15 años por un presunto intento de fuga.


Descarga la aplicación

en google play en google play