Escúchenos en línea

Huelga impide paso a santuario inca de Machu Picchu en Perú

Lima. Agencia PL. | 1 de Febrero de 2017 a las 13:20

El principal camino hacia las famosas ruinas incas de Machu Picchu, el mayor atractivo turístico peruano, fue bloqueado por activistas de un paro de 72 horas iniciado este miércoles en la región surandina de Cusco.

Los manifestantes cerraron en la madrugada la ruta en las cercanías de la capital regional del mismo nombre, con rocas y otros obstáculos, obligando a miles de turistas, mayoritariamente extranjeros, a tomar una ruta alterna mucho más larga, mientras otros interrumpieron la ruta de salida al norte y hacia Lima.

El bloqueo lo realizaron moradores del municipio de Chinchero, donde está proyectado construir un nuevo aeropuerto internacional ante la limitada capacidad del actual y cuyas obras debieron iniciarse el pasado martes, pero el presidente Pedro Pablo Kuczynski anunció un día antes la suspensión alegando presiones parlamentarias.

El paro regional de 72 horas fue acordado anoche en una asamblea de autoridades y organizaciones sociales que, además, exigió explicaciones a la comisión parlamentaria que emplazó al gobierno a abstenerse de firmar una adenda al contrato del nuevo aeropuerto, ante lo cual el mandatario aplazó la suscripción y el inicio de obras.

También exigió al gobierno el envío de una representación a tratar sobre la solución del problema para proceder a comenzar la construcción de la terminal reclamada desde hace décadas.

El problema radica en que la adenda al contrato es cuestionada por diversos sectores del parlamento, donde el gobierno carece de mayoría, debido a que establece ventajas excesivas al consorcio contratista Kuntur Wasi y obliga al gobierno a financiar la mayor parte del proyecto.

La dirigente progresista Verónika Mendoza y el dirigente centrista Víctor García Belaunde coincidieron en señalar que si el gobierno financia la mayor parte, no tiene sentido entregar la obra, como está previsto, al consorcio para que explote la terminal durante 40 años y el Estado debe realizarla para beneficio nacional y regional.

Sin embargo, la población cusqueña exige que el proyecto no se postergue más, cualquiera sea la modalidad, pero sin corrupción, según anotó Mendoza, cuya familia reside en Cusco, región a la que ha representado como parlamentaria.


Descarga la aplicación

en google play en google play