Escúchenos en línea

Tregua política y nuevas medidas ante desastres en Perú

Lima. Agencia PL | 21 de Marzo de 2017 a las 10:04

El afianzamiento de una virtual tregua política ante el desastre y las nuevas medidas de emergencia para asistir a los damnificados, destacan este martes en el panorama de devastación generado por las persistentes lluvias torrenciales en Perú.

La interpelación parlamentaria al ministro de Transportes, Martín Carranza, por el cuestionado contrato para la construcción de un aeropuerto en la surandina región de Cusco, quedó sin efecto ante la grave situación.

El vocero congresal del mayoritario y conservador partido Fuerza Popular (FP), Luis Galarreta, anunció anoche que su bancada no asistirá a la sesión programada para el jueves próximo y la dejará sin quorumen el último día que, según el reglamento, puede realizarse el interrogatorio.

Un comentarista de televisión señaló que los desastres ayudaron así al gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski a salir de un acorralamiento opositor que, sumado a debilidades propias, generó interrogantes sobre su estabilidad antes de arreciar las precipitaciones.

Galarreta señaló que su partido considera prioritario atender a los 100 mil afectados y al menos 75 muertos en diversas regiones, así como la destrucción de miles de kilómetros de carreteras, más de 150 puentes, miles de viviendas y otros daños cuantiosos.

En ese contexto, el gobierno realizó además una sesión del Acuerdo Nacional, un foro que congrega a los poderes del Estado, los partidos, organizaciones sociales y otras instituciones, para concertar lo que se debe hacer ante la grave emergencia presente.

Previamente, la idea del presidente Kuczynski de designar un 'zar' para la reconstrucción de las zonas afectadas, dio lugar a múltiples reacciones de alerta para que el designado no sea un empresario, por la fracasada experiencia del nombramiento de un hombre de negocios para la reconstrucción de la sureña ciudad de Pisco.

Por otra parte, el gobierno dispuso que las fuerzas armadas apoyen a la policía en la protección de servicios esenciales y otras instalaciones estratégicas a fin de mantener el orden, tras registrarse amagos de saqueos en mercados de las zonas populares.

Además, un decreto de urgencia autorizó a la marina para que transporte pasajeros y carga desde y hasta las poblaciones aisladas en el norte de la costa peruana, ante el colapso de decenas de puentes y tramos de la carretera Panamericana norte, por el embate de las inundaciones y avalanchas.

El decreto tendrá una vigencia de 30 días y otorga permiso además para que las embarcaciones pesqueras trasladen carga a esos puntos, mientras la fuerza aérea traslada viajeros entre Lima y las ciudades afectadas, bajo fuerte presión de ciudadanos desesperados por no poder viajar por tierra.

De otro lado, la ayuda exterior comenzó a llegar esta semana, de países como Colombia, que envió dos helicópteros para operaciones de rescate, y 30 toneladas con cinco mil raciones de alimentos, dos mil carpas y otros materiales.

También llegaron aportes de Ecuador y Chile y se aguarda por otros de Paraguay. El canciller Ricardo Luna informó que hay ofrecimientos de Bolivia, Brasil, Venezuela, Costa Rica, Alemania, Canadá, Surcorea, Estados Unidos, Japón, Turquía y La Unión Europea.

De acuerdo con Luna, la Cancillería gestiona ante los gobiernos de Chile, Colombia, Brasil y Argentina el préstamo de aviones y helicópteros para reforzar el puente aéreo en las zonas más afectadas por las lluvias e inundaciones.


Descarga la aplicación

en google play en google play