Escúchenos en línea

Inicia marcha campesina para exigir reforma agraria en Paraguay

Asunción. Agencia PL. | 28 de Marzo de 2017 a las 12:34

Labriegos paraguayos comienzan este martes una marcha para exigir la aplicación de una reforma agraria y poner fin al atropello que sufren, cuyo colofón será mañana en esta capital.

Por vigésimo cuarta vez consecutiva ellos realizan esta movilización convocados por la Federación Nacional Campesina (FNC) hasta llegar a Asunción donde expondrán sus demandas al gobierno, incluida la renuncia del presidente Horacio Cartes.

En esta ocasión pondrán énfasis también en denunciar el poco avance del Estado en materia de recuperación de las denominadas tierras mal habidas o en manos de personas no sujetas a la reforma agraria.

Desde diversas localidades del país parten en columnas para concentrarse en las afueras de esta capital y así trasladarse por calles principales hasta la Plaza de Armas, frente a la sede del Congreso Nacional.

Sin reforma agraria no habrá paz, es el lema enarbolado en esta manifestación, que pretende hacer entender de una vez por todas al Ejecutivo que para un desarrollo social es necesaria una medida como esa para el campo, según el llamado de la FNC.

Cuando esa organización lanzó la convocatoria, destacó cómo el campesinado se siente indignado por la opresión de un gobierno que solo piensa en la reelección en 2018, 'mientras el pueblo vive marginado, obligado a la migración, sin escuelas, sin salud'.

A esas necesidades las autoridades responden con desalojos, encarcelamiento y atropellos, afirmó mediante una proclama, que acusa a las autoridades de conceder todo el privilegio a los latifundistas, grandes empresarios y agroexportadores.

De acuerdo con la secretaria general de la FNC, Teodolina Villalba, el campesinado vive endeudado, no tiene salida para su producción y esto lo hacen las autoridades a propósito, pues lo quieren ver pobre y ellos disfrutar de su riqueza.

De esa manera, añadió, va haciendo a un lado el camino que realmente puede llevar al desarrollo, que es la reforma agraria, y mantener la producción para el consumo nacional.

Respecto a los terrenos mal habidos, Villalba aseveró que suman siete millones de hectáreas que el Estado debe recuperar para pasarlas a sus verdaderos dueños.

Esa cifra, defendida por los campesinos y organizaciones sociales, se contrapone a la oficial pues el Sistema de Información de Recursos de la Tierra presenta alrededor de un millón de hectáreas como las válidas.

La FNC insiste en que Paraguay no merece un presidente como Cartes, que persigue sus ideales y se olvida del pueblo trabajador, y por ello exige su salida del cargo.

Con esa manifestación los labriegos quieren demostrar a las autoridades que, pese a los prejuicios, desean el desarrollo de del país.

Cada año, explicaron sus dirigentes, la situación de abandono se agudiza, los desalojan de las tierras que trabajan, mientras el Estado no cuenta con políticas para ellos.

La marcha, como en los 23 años precedentes por estas fechas, aglutinará a miles de hombres, mujeres y niños del campo.


Descarga la aplicación

en google play en google play