Escúchenos en línea

Empleados de Correos de Brasil realizan huelga nacional por tiempo indeterminado

Brasilia. Agencia PL | 26 de Abril de 2017 a las 09:55

Empleados del correo de Brasil iniciarán este miércoles una huelga nacional por tiempo indeterminado, para protestar contra las reformas que lleva adelante el gobierno de Michel Temer y ante la amenaza de privatización de esa añeja institución.

El paro, que comenzará este miércoles a las 22:00 (hora local), servirá, además, para manifestar el descontento por el cierre de agencias ocurrido a lo largo del último año, la suspensión obligatoria de vacaciones y para exigir la salida del presidente de la institución, Guilherme Campos, informó la Central de los Trabajadores de Brasil.

Fundada en 1663, la Empresa Brasileña de Correos y Telégrafos, una de las más antiguas del país, vive bajo el gobierno del presidente golpista, Michel Temer, la peor etapa de su historia, valoró el periódico Brasil de Fato, según el cual millares de funcionarios fueron cancelados y 250 unidades propias cerradas.

Según el ministro de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones, Gilberto Kassab, Correos tendrá que hacer cortes radicales en sus gastos para evitar la privatización, porque el ejecutivo no va a aportar ningún recurso a la empresa, amenazó.

El paro, decidido por la Federación Interestadual de los Empleados de Correos, antecede a la huelga general nacional convocada para el próximo viernes por las principales centrales sindicales del país y los frentes Brasil Popular y Pueblo Sin Miedo contra las reformas laboral y del sistema de pensiones impulsadas por Temer.

A la convocatoria se sumaron también en los últimos días las iglesias Católica y Evangélicas históricas, las cuales emitieron sendos manifiestos criticando la política de retirada de derechos que lleva adelante el actual gobierno.

En Paraíba, el arzobispo Manoel Delson Pedreira da Cruz, nombrado por El Vaticano a comienzos del mes pasado, grabó un mensaje instando a la población a sumarse a las manifestaciones contra la reforma del sistema de pensiones que, afirmó, suprime derechos adquiridos por los trabajadores y asegurados por la Constitución de 1988.

A mediados de marzo último, el Consejo Permanente de la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil (CNBB) manifestó su opinión contraria al proyecto impulsado por Temer y aseveró que la pensión es un derecho social y no una concesión gubernamental o un privilegio.

'Los derechos sociales en Brasil fueron conquistados con intensa participación democrática y cualquier amenaza a estos merece inmediato repudio', remarcó la CNBB y apuntó que las cifras del Gobierno Federal que suponen un déficit en el sistema de pensiones difieren de los dados por otras instituciones, incluso ligadas al ejecutivo.

No es posible buscar solución a un asunto tan complejo con informaciones inseguras, no coincidentes y contradictorias, alertaron los Obispos y señalaron que ninguna solución para equilibrar un posible déficit puede prescindir de los valores éticos-sociales y solidarios, ninguno de los cuales toma en cuenta la impugnada reforma.


Descarga la aplicación

en google play en google play