Escúchenos en línea

Inicia fase clave para tramitar leyes de paz en Congreso de Colombia

Bogotá. Agencia PL | 15 de Mayo de 2017 a las 09:35

El Gobierno colombiano comenzará desde este lunes una ofensiva en el Congreso con el fin de aprovechar el último mes de la vía rápida o ''fast track'' empleada para tramitar las llamadas leyes de la paz.

Además, el Ejecutivo deberá decidir esta semana si solicita ampliar la vigencia de dicha herramienta durante seis meses más, algo que parece un hecho, comentó el diario El Tiempo.

Por tratarse de un año electoral es posible que en el segundo semestre algunos congresistas estén más pendientes de sus campañas que de sus labores legislativas, y agilizar la tramitación de las normas resulta un imperativo del momento, amplió el rotativo.

Según el ministro del interior, Juan Fernando Cristo, la dinámica dentro del Capitolio demostró la necesidad de un mecanismo especial con el objetivo de garantizar la implementación de todo lo consensuado con las FARC-EP, mayor guerrilla del país ahora en proceso de desarme.

Hasta la fecha los parlamentarios avalaron la ley de amnistía e indulto, la reglamentación para la participación de los voceros de ese movimiento en el Congreso, la creación de la Justicia para la Paz; el blindaje jurídico del pacto, el estatuto de la oposición y las reglas para el nuevo partido de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

Quedan pendientes normativas claves, entre ellas las referidas a la proyectada reforma rural integral -asociada a la sustitución paulatina de los sembrados de coca por otros plantíos- así como la reforma política (dirigida a conseguir mayor apertura democrática), ambas concertadas con esa organización insurgente luego de casi cuatro años de conversaciones en Cuba.

Por lo que los siguientes 30 días serán fundamentales para el avance de los consensos rubricados el pasado 24 de noviembre por el presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, opinó El Tiempo.

El tratado suscrito con esa agrupación guerrillera incluye entre sus medidas la instauración del cese el fuego bilateral, ya vigente, así como el desarme de los antiguos combatientes con supervisión de una misión de Naciones Unidas.

Asimismo contempla transformaciones del campo colombiano para rescatar zonas castigadas por el conflicto y cerrar brechas con la ciudad.

La guerra interna ha dejado unos 300 mil muertos, siete millones de desplazados de sus lugares de origen y al menos 60 mil desaparecidos.


Descarga la aplicación

en google play en google play