Escúchenos en línea

Puerto Rico enviará representantes al Congreso de EEUU

San Juan. Agencia PL | 20 de Junio de 2017 a las 10:56

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares dispondrá de una asignación de más de 373 mil dólares para el próximo año fiscal para enviar una representación al Congreso y el Senado de Estados Unidos, trascendió este martes.

La Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) destinará en el año fiscal 2017-2018 una partida de 373 mil 800 dólares para la designación de tres congresistas y dos senadores como parte de la recién aprobado Ley por la Igualdad y Representación Congresional de los Ciudadanos Americanos de Puerto Rico (Ley 30-2017), impulsada por el gubernamental Partido Nuevo Progresista (PNP).

La disposición de ese dinero para impulsar la anexión se hace en medio de la crisis fiscal de Puerto Rico y la reducción escalonada hasta el 2021 de 425 millones de dólares en el presupuesto de la estatal Universidad de Puerto Rico (UPR), lo que se anticipa hará crisis en la casa de altos estudios.

El denominado Plan Igualdad, cuya firma estampó el gobernador Rosselló Nevares el pasado 5 de junio, tiene como fin impulsar la anexión plena de Puerto Rico a Estados Unidos como estado 51.

Sectores opuestos a este mecanismo, critican que el anexionista PNP se proponga nombrar de dedo a un alto coste económico a los representantes y senadores que representarán a Puerto Rico en Washington.

Objetivamente, según la Ley 600 que creó en 1952 el actual Estado Libre Asociado (ELA), a esta isla del Caribe le corresponde un delegado en el Congreso estadounidense con derecho a voz, mas no a voto, más allá de algunas comisiones.

Rosselló Nevares ha defendido la partida económica destinada al llamado Plan Tenesí, que toma como modelo el proceder de ese territorio para advenir como estado de la unión norteña, para poner fin al colonialismo en la isla, vigente por más de 500 años, los últimos 118 bajo la bandera de las franjas y las estrellas.

Aclaró que este proceder no tiene impacto en los ingresos del gobierno puertorriqueño, con una deuda pública superior a los 73 mil millones de dólares y en plena bancarrota fiscal, porque el dinero proviene de Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal, corporación pública de reciente creación.

Los partidos de oposición han criticado que en medio de hundimiento fiscal, el gobierno de Puerto Rico destine fondos para gastos innecesarios, como es el llamado Plan de Igualdad que busca forzar a Washington a aceptar a Puerto Rico en igualdad de condiciones que los otros 50 estados.

El senador independentista Juan Dalmau opinó que ni un solo centavo se justifica para lo que es un proyecto estrictamente anexionista, cuando el gobierno cierra escuelas públicas y despide trabajadores de distintas agencias.


Descarga la aplicación

en google play en google play