Escúchenos en línea

Sospechas sobre líder opositora tras revelación en Perú

Lima. Agencia PL | 24 de Junio de 2017 a las 13:26

Las sospechas de financiamiento electoral de la empresa brasileña Odebrecht a la líder opositora peruana Keiko Fujimori se acentuaron este sábado, tras revelarse que su nombre figura en una agenda del encarcelado dueño de esa compañía.

Según la publicación electrónica Ideelereporteros, ella figura en un texto en portugués que traducido dice 'aumentar Keiko a 500 y hacerle visita'. '¿Qué quiso decir con '500'? '¿500 qué? ¿Se iba a definir en la visita? ¿Se definió, o no?', plantea el medio citado.

Vincula esa referencia a una declaración de Marcelo Odebrecht ante fiscales peruanos, sobre la práctica de su empresa de financiar campañas electorales cono las de Keiko y del expresidente Alan García.

Sin embargo, un vocero de Fuerza Popular (FP), partido de Fujimori, negó cualquier relación entre ella y Odebrecht sostuvo que ambos nunca se han siquiera conocido.

Odebrecht ha tenido una larga presencia en Perú y la mayorá de las obras que realizó por contratos con el Estado las hizo durante el gobierno de mano dura del padre de Keiko, Alberto Fujimori (1990-2000).

El Ministerio Público y el parlamento investigan los sobornos por 29 millones de dólares que Odebrecht admite que pagó bajo los gobiernos de García (2006-11), Ollanta Humala (2011-16) y Alejandro Toledo (2001-06), no incluyen los contratos de la década de gobierno fujimorista.

En la anotación revelada anoche se menciona que 'Anuncios Kuntur ahora bueno para Perú' y estaría referido a la posterior compra por Odebrecht de la empresa Kuntur, en abril de 2011, para participar y ganar una licitación para construir un gasoducto.

A ello agrega las iniciales AG, que corresponden a las del exgobernante Alan García, quien niega también relaciones indebidas con Odebrecht, aunque ha caído en contradicciones y ha tratado de minimizar una intensa relación con la empresa brasileña y sus ejecutivos.

También menciona al entonces candidato y después presidente Humala, a quien Odebrecht asegura que aportó tres millones de dólares para su campaña de 2011, por indicación del Partido de los Trabajadores de Brasil, lo que Humala niega y apunta que tal contribución no es ilegal.


Descarga la aplicación

en google play en google play