Escúchenos en línea

Trabajadores argentinos despedidos de PepsiCo instalan carpa frente al Congreso

Buenos Aires. Agencia PL | 19 de Julio de 2017 a las 12:05

Tras una multitudinaria marcha con respaldo de varias centrales obreras y sindicatos, los trabajadores argentinos despedidos por la transnacional PepsiCo levantaron este miércoles una carpa frente al Congreso de la Nación.

Pese al frío intenso y una mañana gris que se posa sobre la capital argentina, una parte de los 600 empleados cesantes tras el cierre de una planta de PepsiCo en la localidad bonaerense de Florida pasaron allí toda la noche y están en pie para visibilizar un conflicto que cumple ya más de dos semanas.

Cientos de personas salieron en la jornada de ayer desde el Obelisco porteño hasta el Congreso acompañando a los de PepsiCo y en un grito unido pidieron al gobierno parar con los despidos y con la represión. Familias en las calles nunca más, repetían los marchantes, Ni una menos sin trabajo, decían las mujeres despedidas. En la movilización, que interrumpió el tráfico en una hora de bastante movimiento, se encontraban varios líderes de las centrales obreras CTA y CTA Autónoma y de otros sectores.

Desde la carpa blanca, donde se puede leer un cartel enorme En PepsiCo ya la reincorporación, los ahora desempleados invitan a los transeúntes, a padres de familia, a estudiantes, obreros, organizaciones sociales y políticas y a periodistas a acercarse al lugar para conocer de su lucha.

Levantamos esta iniciativa para demostrar que seguimos de pie. Aquí frente al Congreso, pedimos que nos acompañen en este lugar aquellos que también han sido despedidos en estos últimos tiempos, declaró Camilo Mones, uno de los trabajadores de PepsiCo en un video que circula por internet.

Según la empresa, de los casi 600 empleados despedidos, 150 serán relocalizados y 455 firmaron el acuerdo de indemnización.

La lucha de los trabajadores de la planta, al igual que ha sucedido con casos similares, ha ocupado titulares en la prensa, sobre todo el jueves de la semana pasada, cuando fueron desalojados a la fuerza, en incidentes que terminaron con heridos y detenidos.

El 26 de junio los obreros fueron avisados mediante un cartel que con motivo del cese de operaciones de la planta y la relocalización de su producción en otro establecimiento el personal quedaba transitoriamente liberado de prestar servicios.

Durante ese tiempo se mantuvieron ocupando el lugar hasta que, por una orden judicial, efectivos de la gendarmería y la policía desalojaron a los que quedaban dentro de ella.


Descarga la aplicación

en google play en google play