Escúchenos en línea

Delegado mexicano relaciona cambio climático y fenómenos actuales

Viña del Mar, Chile. Agencia PL | 10 de Septiembre de 2017 a las 13:29

El abogado Camilo Thompson, uno de los delegados de México al IV Congreso Mundial de Areas Marinas Protegidas (Impac4), relacionó el cambio climático con fenómenos naturales ocurridos en estos días.

En conversación con Prensa Latina poco antes de regresar a México, víctima de un feroz terremoto, Thompson opinó que es estratégico seguir las recomendaciones del Acuerdo de París de la Convención Marco de Cambio Climático (COP21).

'Tanto entidades nacionales como subnacionales deben de adaptarse y restaurar los Ecosistemas degradados, ya que los riesgos y vulnerabilidad son mayores y no podemos seguir cometiendo errores con acciones de desarrollo no sostenible', anotó.

De acuerdo con el letrado de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), la pérdida de funciones ecológicas se debe en gran parte a la degradación de ecosistemas como contaminación de ríos que después llegan al mar.

Asimismo, 'los cambios de uso de suelo en dunas costeras, manglares, humedales o bien la pérdida de arrecifes y ecosistemas marinos, en general por la acidificación y contaminación del océano a causa de las formas de consumo humanas (...)'.

Durante el Impac4 que se desarrolló en La Serena y terminó en Viña del Mar, Chile, el Camilo Thompson expuso un curioso caso ocurrido en México de un proyecto acerca de minería fosfática.

Relató a Prensa Latina que la presentación del proyecto fue en 2015 y un año más tarde fue desestimado por la Secretaría de Medio Ambiente de México, al valorar que no garantizaba la preservación de los ecosistemas y biodiversidad.

'Tenían la idea de extraer arena de la Bahía de Ulloa por 50 años (cantidad de arena que equivalente al 60 por ciento de la superficie del territorio del Distrito Federal) y reponerla luego sin el fosfato, con lo cual dejaría sedimentación suspendida con toxicidad', dijo.

Al mismo tiempo, prosiguió, en términos de ruido al dragar podría afectar el hábitat de las ballenas migratorias como la Gris, Azul y Jorobada, y otras especies como tiburones, tortugas marinas y peces en general, que son fuente de alimento de la población local.

Al completar la idea, el experto de AIDA señaló que pretendían dragar 350 millones de toneladas de arena, en una zona de alta biodiversidad y con gran riqueza para la pesca local, la cual llega a producir más 35 mil toneladas de escamas y mariscos.

Sabemos desde luego que lo van a volver a intentar, pero en AIDA estaremos atentos, sentenció.

Respecto a otra inquietud de Prensa Latina sobre México y el Impac4, el abogado recordó que se trata de un país megadiverso, con un alto capital natural, con muchos ecosistemas prístinos, con gran valor por los servicios ambientales que brinda.

'Podemos encontrar selvas, desiertos, bosques, pero el espacio marino es muy importante. México cuenta con 11 mil kilómetros de costas, con arrecifes que albergan especies endémicas, y tortugas marinas que llegan a hacer nidos', comentó.

Finalmente detalló que AIDA adelanta procesos regionales y en la actualidad trabajan en algunos en Colombia, Costa Rica, Chile y Alta Mar acerca de los derechos medioambientales y humanos en causas para proteger zonas marinas de trascendente valor.


Descarga la aplicación

en google play en google play