Escúchenos en línea

Crisis política escala en Perú con cese del gabinete ministerial

Lima. Agencia PL | 15 de Septiembre de 2017 a las 13:41

La crisis política que remece al gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski escaló este viernes con la caída de todo el gabinete ministerial, al negar el parlamento su confianza, pedida en un reto a la mayoría opositora.

Los ministros deberán renunciar en un plazo de 72 horas, según lo establecido por la constitución y baraja nombres y fórmulas para designar a sus nuevos colaboradores.

La virtual defenestración de los ministros fue consecuencia de una medición de fuerzas planteada por el primer ministro, Fernando Zavala, en solidaridad con la ministra de Educación, Marilú Martens, cuya censura congresal era inminente por decisión de la bancada mayoritaria Fuerza Popular (FP).

El reto puso al Congreso de la República borde de la disolución, pues la constitución autoriza al Presidente de la República a esa medida y a convocar en cuatro meses a una nueva elección legislativa, en caso de que el Congreso vuelva a negar su confianza al gabinete o lo censure.

Lejos de buscar alguna forma de conciliación, la mayoría en manos de FP, partido de la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, fustigó a la ministra Martens y al premier Zavala y, al igual que otras fuerzas, consideró un fracaso la gestión del gabinete.

'Si quieren cerrar el Congreso, no nos asustan', dijo Héctor Becerril, uno de los voceros de FP, agregando que su partido está dispuesto a ir a una nueva elección de parlamentarios, posición en la que su bancada cerró filas con la excepción de Kenji Fujimori.

El hermano discrepante de Keiko Fujimori votó junto al oficialismo por la confianza en el gabinete y que propugna un entendimiento de gobernabilidad entre el gobierno y FP, ambos neoliberales, sin encontrar aparentemente eco.

El vocero del partido gobernante Peruanos por el Kambio (PPK), Carlos Bruce, intentó sin éxito la conciliación al pedir que se deje de lado intereses partidarios y se preserve la gobernabilidad mediante un diálogo y un acuerdo con tal fin.

Tras la caída del gabinete ministerial, Vicente Zeballos, también de PPK afirmó que FP puso en evidencia un comportamiento autoritario, que confirma el afán de neutralizar la labor del gobierno que motivó el pedido de confianza en el gabinete.

A la censura se sumó el progresista Frente Amplio (FA), que había pedido la censura a Martens por su desempeño ante la reciente y larga huelga de maestros.

El también progresista Movimiento Nuevo Perú (MNP) se abstuvo y al igual que FA señaló que la crisis de fondo radica en el fracaso de la política neoliberal vigente desde el gobierno de Fujimori (1990-2000).

Tras la caída del gabinete, se desató una estampida de especulaciones sobre la composición del nuevo equipo, entre las que destaca la versión de que solo es seguro el retiro de Zavala y que varios de los ministros serán reubicados en otras carteras.

Como secuela de la crisis, la vicepresidenta de la República, Mercedes Aráoz, anunció la suspensión del viaje a Estados Unidos y el Vaticano que debía emprender anoche el presidente Kuczynski.


Descarga la aplicación

en google play en google play