Escúchenos en línea

Consideran una victoria popular sobre presidente brasileño en conservación de reserva ambiental

Brasilia. Agencia PL | 26 de Septiembre de 2017 a las 09:16

La revocación del decreto mediante el cual el presidente de Brasil, Michel Temer, pretendía extinguir la Reserva Nacional de Cobre y Asociados (Renca) en la Amazonia es vista actualmente como un triunfo de la resistencia popular.

Esta es una gran victoria de los movimientos sociales, del campo, de los pueblos y comunidades tradicionales y de las organizaciones ambientalistas, que denunciaron desde el primer momento los negativos impactos de la medida, valoró el dirigente sindical Daniel Gaio.

Según el secretario nacional de Medio Ambiente de la Central Unica de los Trabajadores (CUT), el decreto mediante el cual Temer pretendía abolir la Renca para posibilitar la explotación minera privada y foránea allí 'es solo la punta del iceberg sobre los desmantelamientos en el área ambiental'.

El anuncio (sobre la extinción de la Renca, hecho hace un mes) fue decisivo para mostrar a la sociedad lo que el gobierno Temer piensa sobre este tema, remarcó Gaio.

El Diario Oficial de la Unión publicó este martes un decreto firmado por el inquilino del Palacio de Planalto que deja sin efecto otro anterior, suscrito por él mismo el pasado 28 de agosto y mediante el cual extinguía la Reserva Nacional de Cobre y Asociados, decisión ampliamente cuestionada por ambientalistas, intelectuales y la sociedad.

A comienzos de este mes, el gobierno había determinado la suspensión de la entrada en vigor de la medida por un plazo de 120 días. Sin embargo, según el Ministerio de Minas y Energía, el tema no fue descartado por completo y continuará en la pauta gubernamental.

Creada en 1984 durante la dictadura militar y con una extensión de 47 mil kilómetros cuadrados, la Renca se extiende entre los norteños estados de Pará y Amapá y alberga nueve áreas protegidas donde viven comunidades tradicionales, como ribereños y extractivistas, además de dos territorios indígenas.

Hay que comprender que la Amazonia brasileña es un sitio en disputa debido al agua, a la biodiversidad, a los recursos minerales que existen en la región, recordó en declaraciones al periódico Brasil de Fato Jarbas Vieira, del Movimiento de la Soberanía Popular en la Minería (MAM).

Mientras, Luiz Jardim, integrante del Comité Nacional en Defensa de los Territorios ante la Minería, advirtió que los impactos de la explotación minera en esa región serían potencialmente devastadores para el ecosistema y las poblaciones locales.

Se produciría un incremento de la deforestación y de la utilización de documentos falsos para forjar la titularidad y reivindicar la tenencia de la tierra (método conocido como 'grilagem') y aumentarán también las amenazas a las comunidades tradicionales y los asentamientos rurales que allí existen, alertó.


Descarga la aplicación

en google play en google play