Escúchenos en línea

Expresidente Alan García atribuye investigación a rivales políticos

Lima. Agencia PL | 16 de Octubre de 2017 a las 09:49

El expresidente peruano Alan García atribuyó este lunes a sus adversarios políticos la decisión de un fiscal de investigarlo bajo la ley contra el crimen organizado, lo que calificó como ''grosera infamia'', arbitraria y antijurídica.

En un artículo en el que abundan los calificativos de ese corte, García (1980-85 y 2006-11), sostiene que 'mis adversarios (...) usan la especulación para lanzar una grosera infamia vinculándome con una imaginaria ‘organización criminal''.

Alega que no hay ningún hecho o dato sobre dinero o bienes que permita imputarle enriquecimiento ilícito o lavado de activos y cita una pesquisa que lo descarta y que, según la prensa, estuvo a cargo de peritos que lo favorecieron y cuya actuación fue irregular.

Se queja porque el fiscal que lo investiga, José Castellanos, presume que la presunta organización, que incluye a decenas de exfuncionarios de García, un código mafioso para no declarar contra el jefe y encubrir su vinculación con fondos de origen ilícito.

Invoca igualmente las decisiones judiciales a su favor tras juicios frustrados por corrupción posteriores a su primer gobierno -por prescripción- y sostiene que Castellano es apoyado por medios de prensa subvencionados por el gobierno.

'Jamás he recibido un centavo de Lava Jato y nadie ha dicho lo contrario. No soy jefe de ninguna organización criminal ni he recibido beneficio alguno de los otros 30 comprendidos en esta ‘investigación'. Ninguno lo ha dicho y cada uno deberá defender sus propios actos. Yo respondo por los míos y no me vendo', sostiene.

Se refiere así al exviceministro de Comunicaciones, Jorge Cuba, y otros exfuncionarios de su último gobierno encarcelados por recibir en cuentas de Andorra sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, casi intocables hasta ahora.

El texto de García se publica al día siguiente de difundirse la declaración hecha en Brasil meses atrás por el exrepresentante de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, sobre los sobornos por el contrato de construcción de un tramo del Tren Eléctrico de Lima.

El diario La República destaca que Barata no lo dijo todo y anota la afirmación del Ejecutivo de que el viceministro Cuba contactó a su empresa en 2008 para ofrecerle el contrato a cambio de una coima, cuando este asumió ese cargo recién en 2009.

El rotativo se pregunta si Barata solo erró el año o en realidad trató con otra autoridad el tema, pues Cuba asumió en 2009, después de que el proyecto del Tren Eléctrico pasó del municipio de Lima al Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Los detractores de García consideran extraño que no hubiera sido informado sobre el pedido de soborno, pues tenía una vieja relación, desde su primer gobierno, con la empresa brasileña.


Descarga la aplicación

en google play en google play