Escúchenos en línea

Santiago abre sus brazos a Chávez y le ofrece baño de multitudes

Agencia Prensa Latina. Desde Santiago, Cuba. | 21 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El presidente venezolano, Hugo Chávez, visitó el sábado, por primera vez, esta Ciudad Héroe del oriente cubano, donde la población abrió sus brazos y corazones ante el estadista bolivariano. "Tierra heroica ésta, venía mirándola desde el aire ante de pisarla, antes de alimentarme de sus raíces profundas, martianas, revolucionarias, fidelistas, profundamente cubanas", dijo, tras poner sus pies en la losa de la terminal aérea Antonio Maceo. "Veníamos viendo la Sierra Maestra, y entonces uno se imaginaba haber sido un soldado de la Sierra Maestra, yo soy un soldado guerrillero de la Sierra Maestra y del Cuartel Moncada", afirmó el jefe de estado. Chávez arribó a bordo del Airbus presidencial venezolano a las 10:27 (14:00 utc) de este sábado a Santiago de Cuba, donde fue recibido por el primer vicepresidente cubano, general de ejército Raúl Castro. Esperamos -dijo- "que Santiago siga siendo lo que ha sido, cuna y motor de la revolución, de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA)". Usando su ya clásica camisa roja, Chávez abordó un jeep militar descapotado junto a Raúl Castro, vestido de uniforme verde oliva, en cuya unión recorrió las principales vías de la urbe, ubicada a unos 890 kilómetros al este de La Habana. También lo esperaron en el aeropuerto local, el vicepresidente Carlos Lage, el primer secretario del Partido Comunista en la provincia, Misael Enamorado; el canciller, Felipe Pérez Roque, ministros y altos funcionarios políticos y del gobierno. Más de 200 mil santiagueros, según cálculos conservadores, saludaron al mandatario desde ambos flancos de las arterias que comprendió el recorrido, a lo largo de 13,2 kilómetros. Carretera del Morro, Trocha, Garzón, el Paseo Martí y la Avenida 40 resultaron estrechas para los santiagueros en su homenaje al visitante, muchos de ellos ataviados con camisas y camisetas de color rojo sangre. "Es un honor tener a Chávez con nosotros", dijo Miguel Angel Couso, obrero textil, quien se movilizado desde antes del amanecer, según explicó. Georgina Riquenes, estudiante univesitaria, comentó que "ya era hora de que pisara esta tierra, que también es suya". Decenas de miles de banderas de Venezuela y Cuba se agitaban al paso de la caravana, compuesta por una docena de automóviles y ómnibus. "Bienvenido Hugo Chávez a Santiago de Cuba", decía una de las vallas situadas a lo largo del trayecto del gobernante y su comitiva por la ciudad, cuyos habitantes la reconocen como "rebelde ayer, hospitalaria hoy, y heroica siempre". Chávez rindió honores al Héroe Nacional cubano,José Martí, en el cementerio de Santa Ifigenia, donde reposan los restos del prócer independendista (1853-1895). Visitó, además, el Cuartel Moncada, segunda fortaleza militar del país durante la dictadura de Fulgencia Batista, hoy uno de los mayores centros escolares de primaria y secundaria de Cuba y de América Latina.

Descarga la aplicación

en google play en google play