Escúchenos en línea

Guatemala manifiesta intención de adherirse a Petrocaribe

El Periódico. Desde Ciudad Guatemala. | 27 de Diciembre de 2007 a las 00:00
“La propuesta de –sumarse a- Petrocaribe está en la fase final de estudio, sin embargo, daremos a conocer la posición de nuestro gobierno hasta el 14 de enero, cuando tomemos posesión por respeto a la administración Berger y porque no podemos tomar ahora mismo decisiones”, señaló Edgar Barquín, coordinador del equipo de transición de Gobierno del presidente electo, Álvaro Colom, tras participar en la IV Cumbre de Petrocaribe. Barquín junto a Carlos Meany, futuro ministro de Energía y Minas, participaron en la IV Cumbre de Petrocaribe, realizada el jueves y viernes pasados en Cienfuegos, Cuba. El futuro gobierno de Guatemala habría manifestado durante esa cumbre, su intención de adherirse a la iniciativa del presidente venezolano, Hugo Chávez, de otorgar financiamiento de largo plazo para la compra de combustibles. Según Barquín, Petrocaribe sería una oportunidad de conseguir derivados de petróleo a bajo costo a cambio de inversión social, “algo que comparten con el enfoque social del Plan de Gobierno que desarrollará el presidente electo, Álvaro Colom”, expuso. La intención del próximo Gobierno sería minimizar los impactos inflacionarios que ha generado la tendencia al alza del petróleo y sus derivados, así como reducir la factura petrolera del país, que este año podría alcanzar los US$2,300 millones. El combustible adquirido a través de Petrocaribe podría beneficiar a las industrias y transporte colectivo. La factura petrolera de Guatemala se ha incrementado de US$384.5 millones en 1998 hasta US$1,908 millones en 2006, debido al alza del petróleo y un mayor consumo. La empresa estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic) fue la primera en Centroamérica en adherirse a la iniciativa de Petrocaribe, que financia el 40 por ciento de la factura petrolera hasta por 23 años plazo y a una tasa de interés del 2 por ciento anual, con la condición de que los fondos generados por la operación sean destinados a proyectos de inversión social, y el 60 por ciento de la factura se cancela de inmediato al Gobierno venezolano. Posteriormente, Petronic revende el combustible a través de gasolineras de bandera blanca a precios preferenciales para los consumidores, al reducir el margen de intermediación de la importadora. Honduras ya oficializó su ingreso a Petrocaribe durante la pasada Cumbre. Las gasolineras le cancelan el 100 por ciento del combustible adquirido al Estado y este tiene un margen de hasta 23 años para obtener un rédito por el 40 por ciento financiado. En opinión de Lisardo Bolaños, analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), antes de adherirse a la iniciativa de Petrocaribe, lo importante es tomar en cuenta los costos reales y los beneficios concretos de este programa. “Es muy distinto comprometerse para obtener petróleo barato que endeudarse para obtener plantas que hagan petróleo barato”, indica Bolaños. El economista agregó que Guatemala deberá tener cuidado con los compromisos políticos y diplomáticos que podría adquirir con el Gobierno de Venezuela a la hora de firmar un contrato energético.

Descarga la aplicación

en google play en google play