Escúchenos en línea

Evo convoca a definir el futuro del país con la nueva Constitución

Agencia ABI. Desde Cochabamba. | 29 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El presidente Evo Morales llamó al pueblo boliviano a definir el futuro del país en el referéndum constitucional con la aprobación o rechazo de la nueva Constitución Política del Estado. "Ahora tiene que haber una consulta al pueblo boliviano (referéndum) que defina con su voto si quiere o no la nueva Constitución, además se deberá enfrentar previamente el referéndum dirimidor que está en debate", afirmó en su discurso ante los cocaleros de las seis Federaciones del Trópico de Cochabamba. Este criterio fue compartido, a su turno en sus intervenciones, por el vicepresidente Álvaro García Linera y la titular de la Asamblea Constituyente, Silvia Alzarte, quienes manifestaron que será los ciudadanos bolivianos quienes debe decidir el tipo de país que quieren. El Jefe de Estado insistió en que el pueblo es el soberano el que debe definir el futuro del país, pese a la oposición de reducidos grupos de poder. Morales, García Linera, Lazarte y otras autoridades gubernamentales, juntos los dirigentes cocaleros y gente de base se reunieron para ratificar su compromiso de trabajo por la transformación del país en democracia. El Mandatario reconoció que en el campo político lo más destacable del 2007 fue la conclusión de la aprobación en detalle de la nueva Carta Magna y anunció que ahora el 2008 será el momento de consolidación de las grandes transformaciones en democracia. Recordó que los enemigos históricos del proceso de cambio no han dejado de obstaculizar desde el 6 de agosto de 2006, cuando se instaló la Asamblea. Reconoció que como primer paso es encarar el referéndum dirimidior que está en debate para definir el latifundio entre 5 y 10 mil hectáreas. Una vez que se dé el resultado del dirimidor, todo el texto constitucional deberá ser aprobado por dos tercios de total de los presentes de la Asamblea. Posteriormente se deberá encarar el referéndum constitucional, en el que los ciudadanos bolivianos, en el país y en el exterior, deberán ratificar su aprobación o rechazarla. Según Morales, la nueva Carta Magna es una derrota política para los partidos de la derecha. El Presidente exhortó a los bolivianos comprometidos con las transformaciones a tomar mucha atención a los alcances de la nueva Constitución para movilizarse en la socialización en todo el país. Por su parte la presidente de la Asamblea, Silvia Lazarte, en su intervención ante las bases cocaleras en instalaciones del colegio Antonio Padua, dijo que el pueblo es sabio y es quien debe decidir el futuro de la nueva Bolivia. Afirmó que dependerá de la socialización de sus alcances del texto constitucional para que la gente conozca los beneficios de este proceso de cambio. A su turno el vicepresidente, Álvaro García Linera, expresó su seguridad de la victoria del cambio a través del Sí a la nueva Carta Magna. Además anticipó que el país se pronunciará por el rechazo rotundo del estatuto autonómico, que fue aprobado por los cívicos y prefectos de la denominada "media luna".

Descarga la aplicación

en google play en google play