Acusadores y defensa se presentarán en juicio político contra vicepresidente de Ecuador

Quito. Agencia PL | 3 de Enero de 2018 a las 09:25

La Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional de Ecuador definió las fechas para la presentación de pruebas de cargo y descargo en el juicio político contra el vicepresidente, Jorge Glas, quien permanece actualmente en prisión preventiva.

Según la instancia, el próximo viernes 5 de enero, los acusadores del segundo mandatario podrán comparecer y entregar sus argumentos, mientras que Glas tendrá derecho a su defensa el domingo 7.

La determinación la tomó la Comisión tras avocar conocimiento del pedido de enjuiciamiento al vicejefe de estado, condenado a seis años de cárcel por asociación ilícita en el caso de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht, así como de las resoluciones del Consejo de Administración Legislativa y el dictamen de admisibilidad de la Corte Constitucional.

El ente también resolvió invitar al fiscal General del Estado, Carlos Baca, para informar sobre los avances de la investigación a pagos de coimas de la constructora a cambio de adjudicación de obras y detallar los elementos que le llevaron a acusar a Glas, en el juicio penal.

Las decisiones anteriores fueron tomadas durante una sesión que se extendió por más de cuatro horas, dirigida por la presidenta de la Comisión de Fiscalización, María José Carrión.

El fin de semana último, el segundo mandatario envió una carta al presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano, en la cual solicitó se le permita comparecer ante los legisladores, para ejercer su derecho a defensa.

'Es importante que los asambleístas y el pueblo ecuatoriano, escuchen lo que tengo que decir, dando la cara, como siempre lo he hecho en mi vida pública y privada', afirmó en su misiva.

Asimismo, recalcó que ha sido sujeto de la persecución política más encarnizada de la historia, dentro de lo cual se busca destituirlo, ya sea por medio de la función judicial o legislativa, lo cual, aseveró, es de conocimiento público.

Igualmente enfatizó que antes de ser privado 'ilegalmente' de su libertad, como parte del proceso de investigación por el caso Odebrecht, y anticipándose a las circunstancias, tomó dos meses de vacaciones, los cuales fueron registrados en el sistema de recursos humanos.

Glas y su defensa insisten en su inocencia y en que es víctima de linchamiento para ocupar la vicepresidencia.