Escúchenos en línea

Gira de Secretario de Estado de EEUU es mal augurio para Latinoamérica, dice La Jornada

Ciudad de México. Agencia PL | 2 de Febrero de 2018 a las 09:31
Gira de Secretario de Estado de EEUU es mal augurio para Latinoamérica, dice La Jornada

La gira que inicia este viernes por Latinoamérica y el Caribe el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, es un mal augurio para las relaciones de México y el continente con Estados Unidos, afirma el diario La Jornada.

El rotativo critica los señalamientos de Tillerson sobre lo que calificó de creciente y alarmante presencia en Latinoamérica de China y Rusia, países a los que llamó depredadores y poderes imperiales.

La Jornada suscribe en su columna de opinión que en la propia oficina que hoy ocupa el titular de la diplomacia de EE.UU. se han gestado innumerables golpes de Estado, regímenes militares totalitarios y violaciones masivas a los derechos humanos.

El gran verdugo de las sociedades latinoamericanas, en asociación con oligarquías políticas y mandos castrenses locales, ha sido, desde el siglo antepasado, Estados Unidos, no Rusia ni China, subraya el artículo.

Añade que Tillerson funge como vocero de una reacción primaria de posesividad -la de la sempiterna creencia estadounidense de que todo lo que se sitúa al sur del río Bravo es el patio trasero de Washington- ante la inexorable diversificación de relaciones políticas, comerciales, tecnológicas, culturales y militares que experimenta la región.

Lo paradójico es que esa suerte de instinto de posesión carece, en el momento actual, de programa, política y estrategia, y se reduce a un simple retorno de los términos brutales de la llamada Doctrina Monroe: América para los americanos, cuya traducción al español ha sido, en los hechos, Latinoamérica para los estadounidenses, subraya.

Respecto a México acota que la la supuesta presencia rusa esgrimida por el visitante es puro humo procedente de las campañas sucias que proliferan en el proceso electoral en curso.

Washington ha decidido usarlo como instrumento de injerencia en nuestros asuntos políticos internos, lo que debilita inexorablemente la soberanía nacional. Las que hay, por lo pronto, son pruebas abundantes, sólidas e incontrovertibles de intervencionismo estadounidense en la política mexicana, y las propias palabras de Tillerson son una de ellas, concluye La Jornada.


Descarga la aplicación

en google play en google play