Escúchenos en línea

Ex presidente Álvaro Uribe ante nueva tormenta judicial

Bogotá. Agencia PL | 28 de Febrero de 2018 a las 11:19

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe (2002-2010) encara la posibilidad real de un proceso penal judicial desde que el pasado 16 de febrero la Corte Suprema de Justicia del país ordenara investigarlo por presunta manipulación de testigos y falsa denuncia.

De un día para otro el exmandatario se convirtió de acusador en acusado, luego que el máximo tribunal emitiera un doble fallo en su contra, al desestimar la inculpación que hiciera contra el senador del partido Polo Democrático Alternativo Iván Cepeda.

Todo comenzó en 2010 cuando Cepeda, en calidad de miembro de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, se interesó por visitar cárceles del país para conocer del tratamiento a los internos, tras leer informes que daban cuenta de condiciones infrahumanas en los presidios.

En medio de esa labor dos paramilitares condenados por delitos de lesa humanidad, Juan Guillermo Monsalve y Pablo Hernán Sierra, revelaron a Cepeda detalles que aludían a supuestos nexos de los hermanos Uribe Vélez con la creación de un bloque paramilitar en una hacienda propiedad de la familia del exgobernante.

Tales entrevistas fueron grabadas y remitidas por el legislador de Polo Democrático a la Fiscalía.

Hernán Sierra aseguró que cuando Uribe era gobernador del departamento de Antioquia, 'en la hacienda Guacharacas surgió el bloque Metro'. Tanto él como Monsalve confesaron que tres parejas de hermanos habrían sido los supuestos fundadores de ese grupo paramilitar.

Las parejas de hermanos mencionadas fueron Álvaro Uribe y Santiago Uribe, Santiago Gallón y Pedro Gallón; y Luis Alberto Villegas y Juan Guillermo Villegas.

El denominado bloque Metro, según Cepeda, se dedicaba a asesinar líderes sociales, profesores y religiosos. También estaba vinculado al narcotráfico y otras actividades ilegales, expresó el legislador.

Las diligencias de Cepeda derivaron en una denuncia del expresidente, quien acusó al congresista de estar preparando un complot en su contra, mediante la manipulación de testigos falsos.

La Corte Suprema estudió durante casi seis años el expediente presentado contra el senador de la Comisión de Derechos Humanos y concluyó que la denuncia de Uribe contra el congresista era improcedente.

Paralelamente dictaminó que, por el contrario, era el también senador y jefe del derechista partido Centro Democrático, quien presuntamente había manipulado testigos para deslegitimar la labor de Cepeda.

A ese fallo llegó el tribunal tras escuchar conversaciones telefónicas que ponían en entredicho a Uribe y otras personas, entre ellas un ganadero cercano a su familia: Juan Guillermo Villegas, uno de los hermanos señalados por Sierra y Monsalve a Cepeda.

En una de las intercepciones grabadas, trascendidas a la opinión pública a través de Caracol Radio, aparece Uribe afirmando a Villegas: 'Me están investigando a mí con usted y tienen interceptado el teléfono..., esta llamada la están escuchando esos hijoeputas'.

Para el exonerado senador Cepeda, queda en evidencia con esa expresión que Uribe tenía infiltrado incluso al organismo de investigación, al conocer de las intercepciones de las llamadas.

Ante la indagatoria judicial que le fuera anunciada, Uribe ripostó y adujo que había un ánimo persecutorio en su contra en etapa electoral.

'Cuando se trata de infamias contra mi persona nada procede, ni siquiera investigan; pero este caso también lo enfrentaremos con determinación', apuntó el exjefe de Estado.

También su abogado, Jaime Granados, declaró que interpondría un recurso de reposición para sentar discrepancia con la decisión de la Corte de abrir la investigación contra su defendido, lo que hizo efectivo el 23 de febrero.

En ese documento, el líder de Centro Democrático dijo que cuenta con nuevos testigos dispuestos a declarar contra Cepeda, al que sigue acusando de fabricar falsos testimonios en su contra.

También el elegido como candidato presidencial del partido uribista, Iván Duque, salió en defensa del expresidente de Colombia.

Duque acusó al gobierno de haber tramado todo en La Habana, mientras negociaba el acuerdo de paz con las entonces Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo, 'para meter en la cárcel a Uribe'.

'Duque debería tener más cuidado porque semejante versión alucinante de que hicimos un pacto para llevar a la cárcel a Uribe lo único que hace es contribuir al ambiente de polarización y de insultos', replicó el exjefe negociador del gobierno y candidato presidencial del partido Liberal, Humberto de la Calle.

Lo cierto es que uno de los impactos de la decisión de la Corte, de lo cual advirtió Cepeda, es que la nueva investigación contra Uribe tendría efectos sobre otros procesos contra el exmandatario.

Saltó a la luz pública que hay otras 28 investigaciones en el máximo ente judicial que supuestamente lo relacionan con grupos paramilitares y casos de falsos positivos.

A comienzos de febrero el tribunal superior de la ciudad de Medellín, capital del departamento de Antioquia, pidió investigar a Uribe por presunta participación en dos masacres ocurridas en esa región hace 20 años.

Alegó que 'existen suficientes elementos de juicio ... que probablemente comprometen la responsabilidad penal de varias personas como el gobernador de Antioquia de ese entonces, Álvaro Uribe'.

La imputación se refiere a las masacres de los corregimientos del Aro y La Granja, municipio antioqueño de Ituango, ejecutadas en 1996 y 1997, respectivamente, en las que fueron asesinados más de 20 campesinos y otras muchas personas resultaron víctimas de desplazamientos forzados.

En esa ocasión Uribe también negó los hechos: 'Llevan miles de folios en esas investigaciones, toda clase de presiones en mi contra, nada creíble que me comprometa', afirmó.

En medio del nuevo revuelo judicial, Uribe dijo que es inocente de todo cuanto se le acusa y reiteró que no tiene nada que ver con las manipulaciones de falsos testigos de lo cual se le culpa.

Un comentarista de un diario local opinó que, aunque claramente Uribe tiene derecho a defenderse, es irresponsable seguir desafiando las instituciones cada vez que hay una acusación en su contra.


Descarga la aplicación

en google play en google play