Escúchenos en línea

Silencio proselitista rige en Paraguay

Asunción. Agencia PL | 20 de Abril de 2018 a las 07:54

El silencio proselitista rige actualmente en Paraguay a dos días de celebrarse las elecciones generales.

La ley prohíbe ya todo tipo de propaganda en calles y medios de comunicación, actos y caravanas, en fin, cualquier tipo de promoción de los candidatos a cargos electivos.

Aprovecharon la noche del jueves para cerrar sus campañas los dos principales aspirantes a la conducción del Estado: Mario Abdo Benítez, por la Asociación Nacional Republicana-Partido Colorado (ANR-PC), y Efraín Alegre, de la Gran Alianza Nacional Renovada (Ganar).

Marito, como es llamado el colorado, centró una parte de su discurso en elogiar a la mujer paraguaya y prometer que como gobernante propugnará políticas públicas para ellas que sean ejecutables en todos los niveles territoriales.

Como punto fundamental mencionó la real igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el país y, en sentido general, aseguró cómo las féminas tendrán un rol protagónico en su administración.

También se refirió Benítez, de 46 años, a los jóvenes, y aseveró la necesidad de que pueden tener no solo la posibilidad de estudiar, sino también de trabajar, lo cual será un objetivo de su eventual gobierno.

Señaló que espera responder a la confianza depositada en él por medio del voto y recalcó que no permitirá corrupción durante su mandato, va a luchar contra ese al que llamó el mayor vicio de la democracia ligado a la impunidad.

'No voy a permitir que toquen la plata del pueblo, que nadie se enriquezca con la plata del pueblo', expresó.

El presidenciable instó a todos los candidatos de la ANR-PC a que si resultan privilegiados con el mandato popular para ejercer un cargo público tienen que honrar la confianza, esperanza y futuro de los electores.

Alegre, por su parte, tuvo en su discurso un momento de coincidencia con su adversario cuando se refirió al sector femenino de la sociedad.

Prometió que su eventual gabinete estará formado por la misma cantidad de hombres y mujeres, pues estas reconstruyeron la patria y son protagonistas del cambio alentado por Ganar.

Pero refutó expresiones anteriores de Marito cuando manifestó preferencia por el servicio militar obligatorio como forma de educar a ese segmento etario, sobre todo los hijos de madres solteras.

Llevaremos a los jóvenes a la universidad y no a los cuarteles, aseveró el candidato opositor, quien preside el Partido Liberal Radical Auténtico que compone Ganar junto con la concertación de izquierda Frente Guasu.

Alegre hizo pública su promesa de que gobernará para los pobres y no para los ricos, que será el presidente del pueblo paraguayo, de los obreros, trabajadores y agricultores.

Reiteró algunos de sus compromisos de llegar al poder como son la gratuidad de la educación en todos los niveles y de la salud básica, así como la rebaja de la tarifa de electricidad.

De esa manera concluyeron las campañas pues el proselitismo llegó a su fin en el país, donde solo resta esperar por la jornada de sufragio dentro de 48 horas.

Además de escoger al presidente y vice de la República, los paraguayos votarán por los integrantes de las dos cámaras del Congreso y del Parlamento del Mercosur, así como por los gobernadores y miembros de las juntas en los 17 departamentos.


Descarga la aplicación

en google play en google play