Escúchenos en línea

Bolivia asegura gas a Brasil en amplia reconciliación

Reuters. Desde Brasilia. | 21 de Enero de 2008 a las 00:00
Bolivia honrará los contratos de suministro de gas a Brasil, respetará la propiedad privada y no expulsará a los inmigrantes ilegales, como parte de una amplia reconciliación con su vecino, dijo este lunes el embajador boliviano en Brasilia. Luego de la nacionalización en mayo del 2006 de sus hidrocarburos, de los que Brasil es el mayor cliente, Bolivia recibió ayuda de Venezuela y Cuba, incluyendo programas de salud y educación. Duras negociaciones con la petrolera estatal de Brasil, Petrobras, el mayor inversor extranjero en Bolivia, habían empañado los vínculos entre la mayor economía de América Latina y una de las naciones más pobres del hemisferio. Pero luego de promesas el mes pasado de que Brasil invertirá unos 1.500 millones de dólares en la producción de gas, caminos y asistencia a la agricultura en Bolivia, las relaciones mejoraron sustancialmente, dijo en conferencia de prensa en Brasilia el embajador Mauricio Dorfler. "Obviamente, en meses recientes la relación entre Brasil y Bolivia se ha vuelto mucho más positiva," dijo Dorfler. "Esas nuevas inversiones marcan el relanzamiento," agregó. El embajador precisó que Bolivia cumpliría sus obligaciones contractuales en el suministro de gas natural a Brasil a través del ducto que vincula a ambos países. "No hay riesgo en el suministro a Brasil de gas boliviano, el contrato está enteramente garantizado," afirmó. Las autoridades bolivianas han dicho que el consumo doméstico podría tener prioridad sobre las exportaciones de gas. En septiembre, Bolivia suspendió el suministro a una planta de electricidad movida por gas en el oeste de Brasil. Dorfler dijo que no había una obligación contractual de suministro a esa instalación. El vicepresidente y el ministro de Energía de Bolivia, Alvaro García y Carlos Villegas, respectivamente, viajarán a Brasilia en las próximas semanas para discutir asuntos energéticos y proyectos conjuntos de infraestructura con sus contrapartes brasileños, dijo el embajador Dorfler. Bolivia también buscaría una solución negociada a los agricultores brasileños que viven ilegalmente en una zona de seguridad de 50 kilómetros a lo largo de la frontera y que temían ser expulsados. "La situación de vulnerabilidad de esos brasileños necesita ser atendida," afirmó Dorfler. El embajador subrayó que la nueva Constitución de Bolivia, que será sometida a un referendo en los próximos meses, garantiza totalmente la propiedad privada. "Estamos conscientes de la importancia de la inversión extranjera y no hay dudas de que el Gobierno respetará la propiedad privada," afirmó.

Descarga la aplicación

en google play en google play