Escúchenos en línea

La Niña deja 48 muertos y miles damnificados Bolivia

Reuters. Desde La Paz. | 5 de Febrero de 2008 a las 00:00
Masivos desbordes de ríos en el departamento amazónico de Beni hicieron saltar a por lo menos 42,000 el número de familias damnificadas y a 48 el saldo de muertos en Bolivia desde noviembre por el fenómeno climático La Niña, informaron este martes medios locales citando fuentes oficiales. La perspectiva de un crecimiento de las inundaciones en las próximas semanas plantea la posibilidad de que el Gobierno de Evo Morales declare situación de desastre natural, dijo el viceministro de Defensa Civil, Hernán Tuco, citado por el diario La Razón. "El río Mamoré y el Ibare se desbordaron (...) y están entrando con fuerza (hacia Trinidad, capital de Beni). El agua paulatinamente está creciendo y va inundando los municipios y también los lugares alejados. En dos o tres días va a ser mucho más fuerte," dijo el funcionario. Esta situación provocó el incremento del número de familias damnificadas y en proceso de evacuación hacia campamentos, que hasta el pasado fin de semana era de 32,000 familias en todo el país. Bolivia está declarada en estado de emergencia por la inusualmente fuerte ola de lluvias que soporta desde noviembre, como consecuencia de La Niña, un cambio climático atribuido a variaciones de temperatura en el océano Pacífico. Trinidad, a unos 600 kilómetros al noreste de La Paz y protegida por un precario dique, estuvo a punto de sufrir el año pasado un gran desastre por inundaciones parecidas que cubrieron unos 80.000 kilómetros cuadrados de llanuras, o el 40 por ciento del territorio beniano. El departamento de Beni recibe gran parte de los ríos que nacen en los distritos montañosos del occidente y el centro del país e inclusive del oriental Santa Cruz y se dirigen hacia el Amazonas. De las 42,000 familias damnificadas hasta ahora por La Niña, más de tres cuartas partes son pobladores de Beni, Santa Cruz y el departamento central de Cochabamba, según reportes oficiales. Las lluvias y desbordes de ríos provocaron también destrozos en varias de las carreteras principales, pero no había hasta el martes una evaluación oficial de los daños. Tuco dijo que la preocupación central del Gobierno es, por ahora, socorrer a los damnificados, para lo que cuenta con ayuda de helicópteros, expertos y alimentos enviados principalmente por Argentina, Brasil, Chile, Cuba, Perú, Venezuela y Estados Unidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play