Escúchenos en línea

La Niña suma víctimas en Bolivia, en alerta por fiebre amarilla

La Paz, Bolivia. TeleSUR. | 22 de Febrero de 2008 a las 00:00
Las autoridades bolivianas iniciaron la evaluación de los daños sufridos por La Niña para iniciar un plan de atención y rescate con el propósito de brindar la ayuda humanitaria suficiente y retomar los sistemas de producción en el sector agrícola. A 61 personas muertas y 73 mil familias damnificadas ascendió el número de víctimas en Bolivia, debido a los embates del fenómeno climatológico "La Niña" que azota al país andino desde noviembre de 2007 y por lo cual el gobierno de Evo Morales decretó en enero emergencia nacional. El viceministro de Defensa Civil boliviano, Hernán Tuco, confirmó que este incremento obedeció al avance de las riadas desde la región amazónica del Beni hasta los departamentos de Pando, Potosí y La Paz. Según el reporte de Defensa Civil, la ciudad de Trinidad, capital de Beni (noreste), permanece completamente inundada, y varias organizaciones humanitarias advierten sobre el aumento de enfermedades y casos de abuso sexual en los campamentos de evacuados. Tras el panorama de emergencia, las autoridades sanitarias declararon a Bolivia en alerta roja ante un posible brote de fiebre amarilla, especialmente en las regiones fronterizas con Brasil y Paraguay. El viceministro de Salud, Alberto Nogales, explicó que la declaración obedece a que dicha enfermedad ya alcanzó rango de epidemia en las mencionadas naciones vecinas. "Esto nos obliga a ajustar una serie de medidas para acceder a quienes no estén vacunados contra esta enfermedad", agregó Nogales, quien alertó a los departamentos de Santa Cruz, Beni y Pando. Nogales recomendó a la población vacunarse antes de ingresar en zonas de alto riesgo, como el Trópico de Cochabamba, donde las inundaciones provocaron una emigración de vectores hacia las comunidades. Por su parte, la ministra de Desarrollo Rural, Agropecuario y Medio Ambiente, Susana Rivero, informó a la Agencia de Información Boliviana (Abi) que en un trabajo conjunto con el Centro Operativo de Emergencias (COE) departamentales están levantando la información sobre las pérdidas del sector pecuario, piscícola y agrícola, que fueron destrozados por las inundaciones. "Quiero recalcar que conjuntamente con los (COE) departamentales se ha distribuido desde el ministerio una ficha oficial del levantamiento de la información de los daños ocasionados por los desastres naturales", indicó. La información será procesada por la misión de expertos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que llegará en las próximas semanas al país para hacer la evaluación exacta de los daños. En ese sentido, manifestó que Bolivia está viviendo una situación delicada por tercer año, en donde todo el sector productivo, sin distinción alguna, está sufriendo. "Como gobierno Nacional estamos haciendo todo el esfuerzo para ayudar a las familias bolivianas, tanto al sector productivo, como en la atención de la emergencia por los desastres", expresó. La ministra Rivero informó que para ayudar al sector ganadero se solicitó la colaboración de la Fuerza Naval, quien ha dispuesto siete deslizadores y cuatro chatas con los que rescatarán los animales que hubieran quedado atrapados en el agua. "Estamos procediendo con el sistema de rescate de animales y con la provisión de algunos insumos para la alimentación de los mismos", señaló. Añadió que se hará un repoblamiento ganadero a través de un crédito, los mismos que ya fueron aprobados para los productores benianos, pero la importación de las vaquillas se realizará cuando bajen las aguas que acorralan a la ciudad.

Descarga la aplicación

en google play en google play