Escúchenos en línea

Bolivia quiere relanzar relaciones con EEUU en base a no intromisión

La Paz, Bolivia. Agencia ABI. | 25 de Febrero de 2008 a las 00:00
El gobierno de Bolivia "quiere relanzar las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, pero sobre la base de la "transparencia y no la intromisión", afirmó este lunes el ministro de Relaciones Exteriores y Cultos, David Choquehuanca. No obstante, la autoridad reiteró las acusaciones contra el embajador de Washington en La Paz, Philip Goldberg, de inmiscuirse en temas internos y complotar contra la administración del presidente Evo Morales. "Tenemos que pensar en relanzar nuestras relaciones, así como lo ha manifestado el embajador (Goldberg), queremos tener relaciones positivas y constructivas", expresó el canciller boliviano, David Choquehuanca, en conferencia de prensa. Choquehuanca puntualizó que el relanzamiento de las relaciones con el gobierno y el pueblo estadounidense se tiene que forjar en base a la "transparencia y no intromisión". No obstante, el Ministro reconoció que tanto el gobierno y la Embajada de EEUU "no estamos ayudando" para que se de lugar a ello. Al ser consultado sobre si un cambio de embajador del país del norte, podría posibilitar el replanteamiento de las relaciones, el Canciller indicó que "se verá cómo encarar este asunto" porque aún están pendientes muchas interrogantes con el actual embajador Goldberg, como las reuniones que tiene el con dirigentes sindicales que no comparten con el proceso de cambio. Por su parte, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, señaló que un posible relanzamiento de las relaciones diplomáticas "será una consecuencia de una amplia discusión que el gobierno tendrá internamente y además de la necesidad de discutir con el propio gobierno de los Estados Unidos". Sin embargo, el ministro ratificó también las acusaciones de injerencia e intromisión en Bolivia por parte de la Embajada de Estados Unidos, a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), que realizó el domingo el Primer Mandatario quien incluso afirmó que "Goldberg encabeza la oposición a su gobierno". Indicó que las pruebas de la acusación contra USAID serán hechas públicas en los próximos días "comprobando el papel político" de este organismo "que opera a través de redes y organismos internacionales". Indicó incluso que él personalmente irá a EEUU para entrevistarse con congresistas de ese país para denunciar estos hechos de "intervención antidemocrática que viola flagrantemente la Convención de Viena y que convierte la cooperación en una herramienta política". Mientras tanto, el Canciller, anunció que el embajador de EEUU comparecerá nuevamente ante su despacho este martes para informar en esta oportunidad al vicecanciller, Hugo Fernández, sobre las recientes denuncias que lo implican con dirigentes del movimiento campesino que no son los "legítimos representantes y que no quieren el proceso de cambio" que impulsa Morales. Desde marzo de 2006, el gobierno boliviano involucró a ciudadanos estadounidenses en varias acciones irregulares ocurridas en Bolivia. Entre ellas figura el atentado dinamitero a dos hoteles en la ciudad de La Paz, hecho protagonizado en marzo de 2006 por el ciudadano estadounidense Lestat Claudius de Orleans, quien recientemente fue sentenciado a 30 años de cárcel por ese acto terrorista, junto a una ciudadana paraguaya. El 26 de mayo de 2007, el Jefe de Estado acusó a Goldberg por entrometerse en asuntos internos porque el diplomático se había pronunciado sobre las acusaciones de presunta corrupción que enfrentaban cuatro magistrados del Tribunal Constitucional. Otro de los desencuentros entre el gobierno boliviano y la Embajada de Estados Unidos ocurrió cuando el 28 de junio de 2007 una ciudadana de ese país, proveniente de Miami, fue detenida a las 20.30 de ese día. Donna Thin intentaba ingresar por el aeropuerto de El Alto portando cinco cajas de municiones de calibre 45. Cada caja contenía, según la entonces directora ejecutiva del Servicio Nacional de Migración, Magaly Zegarra, 100 unidades de ese calibre. El presidente Morales denunció ese hecho como una "provocación de Estados Unidos". Sin embargo, la joven estadounidense, luego de su detención, fue dejada en libertad por el juez 6to. de Instrucción en lo Penal, Álvaro Melgarejo, bajo el argumento de no existir imputación alguna en contra de ella. Asimismo está la fotografía que difundió el ministro de gobierno, Alfredo Rada, en la que el embajador Goldberg aparece junto al colombiano John Jairo Banegas, relacionado a una banda de asaltantes, hoy detenido en la cárcel de Palmasola, Santa Cruz. A esto se suma la reciente denuncia del becario estadounidense y estudiante de Fulbright, John Alexander Van Schaick, quien acusó al asistente de seguridad de la Embajada de EEUU en Bolivia, Vincent Cooper, de haberle pedido que espiara a ciudadanos venezolanos y cubanos. Por este hecho, el embajador Goldberg compareció ante la Cancillería y ante el Ministerio de gobierno. En el encuentro se resolvió que Cooper, quien además fue declarado por el Jefe de Estado boliviano como "persona no deseable", no retornará al país y será interrogado por el Departamento de Estado.

Descarga la aplicación

en google play en google play