Escúchenos en línea

Evo: EEUU ataca a Bolivia por no poder poner bases militares

La Paz. Agencia ABI. | 29 de Febrero de 2008 a las 00:00
El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó este viernes que la Embajada de los Estados Unidos ataca su gestión gubernamental porque a partir de la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado (CPE) por el pueblo, no se permitirá instalar bases militares en su país. "No es por miedo ni por cobarde, pero estas agresiones al pueblo, no sólo vienen de algunas familias (bolivianas) sino de la embajada de los Estados Unidos", dijo Morales en oportunidad de promulgar la ley de convocatoria al referéndum dirimidor de la extensión del latifundio y aquel que validará el proyecto de nueva constitución que se aprobó en Oruro en diciembre de 2007. Morales también promulgó la ley interpretativa del referéndum departamental que establece que "sólo el Congreso tiene esta potestad". El mandatario, frente a una gran concentración de distintos sectores sociales en inmediaciones de la Plaza Murillo, indicó que hay embajadas que hacen política y no diplomacia como la "estadounidense que provocan" a su administración usando a algunos ex dirigentes indígenas y Organismos No Gubernamentales para que se movilicen en contra de su Gobierno. "Por qué tanta movilización de la Embajada de los Estados Unidos contra el Gobierno, contra la nueva Constitución. Compañeros por primera vez una CPE se define que ningún país puede hacer una base militar en Bolivia, menos Estados Unidos, eso es dignificarnos", afirmó el dignatario enfáticamente. “Morales, además líder cocalero y actual presidente de las Seis Federaciones productoras de hoja de coca del trópico cochabambino, recordó que en su vida sindical advirtió en el Chapare a agentes de la Administración de Drogas y Narcóticos (DEA por sus siglas en ingles) que comandaba a las Fuerzas Armadas para reprimirlos. "Antes había instrucciones para que las Fuerzas Armadas se sometan. Dentro de esa hegemonía de Estados Unidos -continuó- no sólo quiere el control político sino el control militar y para ello hacen las base militares", indicó. El mandatario citó el hecho de la base militar de EEUU en Manta, ciudad 260 kilómetros al suroeste de Quito (Ecuador), a la que el propio presidente ecuatoriano, Rafael Correa, los sacó y se fueron a Lima, Perú, después de haber permanecido en su país por casi diez años. Morales dijo que aún hay agentes de la DEA infiltrados en Chimoré, Cochabamba, que le sacan fotografías, hecho debe acabar. En Bolivia, el programa de combate antidrogas de Estados Unidos, recibió un apoyo decidido de la totalidad de los gobiernos durante la última década, especialmente con Hugo Bánzer y luego con Gonzalo Sánchez de Lozada. La DEA tuvo luz verde. Sus efectivos, apoyados por fuerzas militares bolivianas comenzaron literalmente a tomarse en lo que hasta entonces era la impenetrable selva del Chapare, paraíso para los narcos colombianos. Por entonces eran frecuentes los aterrizajes en aeródromos nada de rudimentarios ni de improvisados. "Bolivia requiere de urgentes soluciones: mejorar las relaciones de intercambio de sus productos, obtener financiamiento mediante créditos blandos para mejorar su infraestructura vial e incrementar su comercio exterior", le dijo. Asimismo, Human Rights Watch/Américas, en un informe de derechos humanos en Bolivia realizado el 2000 señala que la reputación de la DEA en Bolivia es sumamente controversial. Apunta que "en el curso de los años, han surgido acusaciones de abusos, incluyendo la tortura, por parte de agentes de la DEA. Como éstos gozan de inmunidad diplomática y han operado bajo un manto de reserva, no se han producido investigaciones públicas ni en Bolivia ni en los EEUU sobre la naturaleza y extensión de ninguno de esos abusos".

Descarga la aplicación

en google play en google play