Escúchenos en línea

Jamaica y su plan para reducir la violencia

La Habana. Agencia PL | 1 de Febrero de 2019 a las 09:58

El gobierno de Jamaica impulsa un proyecto para el diseño y aplicación de un Plan de Seguridad Nacional que reduzca la violencia, la criminalidad y su impacto en todo el país.

Esta nación caribeña registra una alta tasa de homicidios: 47 por cada 100 mil habitantes, casi tres veces el promedio para América Latina y el Caribe, donde ronda los 16 cada 100 mil, lamentó recientemente el primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, ante la Cámara de Representantes.

Según el primer ministro jamaicano, la iniciativa apunta a una reducción en las tasas de homicidios y aspira a lograr en la próxima década un índice inferior al de América Latina y el Caribe.

Al respecto aseguró que aunque 2018 fue un año positivo en la reducción de los delitos violentos con la aplicación de medidas estratégicas y de estados de emergencia, 'no estamos fuera de peligro'.

Holness afirmó que en ciertas localidades del país llevará tiempo determinar las mejores estrategias y métodos para enfrentar el delito. Al mismo tiempo brindó datos que ejemplifican la reducción del crimen: en 2018 se registraron mil 287 asesinatos, lo cual representa 21,9 por ciento menos que en 2017 y 4,9 por ciento menos que en 2016.

La pobreza, las expectativas crecientes e insatisfechas, los antagonismos de clase, la conciencia social de las clases marginales y el narcotráfico figuran como causas de esta ola de violencia criminal que experimenta Jamaica.

Hace más de un año el país vive constantes estados de emergencia en diferentes ciudades, dado el alto índice de criminalidad y violencia que se reportaba al momento de hacer vigente esta medida.

El 20 de enero de 2018, el mandatario caribeño decretó el estado de emergencia en el departamento de Saint James, donde se encuentra el destino turístico Montego Bay, por el aumento palpable de la violencia en las calles.

Tal medida permitía a las fuerzas del orden hacer registros sorpresa en negocios, vehículos y peatones, sin que dueños y clientes pudieran negarse.

Asimismo contemplaba que también las áreas recreativas permanecieran bajo un toque de queda temporal, vigentes hasta el 15 de febrero del propio año, cuando el gobierno pidió su extensión, tras registrar una notable reducción de la violencia y la criminalidad, y decretarlo en otras ciudades del país, incluida la capital.

Pese a esta situación de 'inseguridad' en el país, el ministro de Turismo, Edmund Bartlett, aseguró a la prensa que Jamaica seguía y sigue siendo un destino seguro para los visitantes extranjeros, pues las operaciones militares no ponen en riesgo a los turistas.

Los estados de emergencia decretados en Jamaica desde 2018 y hasta la fecha, han demostrado su efectividad, una reducción del 68 por ciento en el número de muertes, manifestó el primer ministro en una de sus demandas a la Cámara de Representantes para continuar aplicando esta medida cuando sea necesario.

Según explicó, Montego Bay es la segunda ciudad más grande del país y la de mayor actividad turística, y en ella, durante 'el período de vigencia del estado de emergencia (18 de marzo al 2 de septiembre) se registraron 27 asesinatos y 22 tiroteos', cifra inferior a los 82 y 72 antes de la implementación de esta ley.

Asimismo Holness aseguró que esta no es la solución a largo plazo, sino que su gobierno trabaja en reunir mayor inteligencia y construir redes de cooperación en las distintas comunidades, lo que conducirá a 'la reducción sostenible de la delincuencia'.

Hacerle frente de forma más enérgica y eficaz a este mal que castiga a la sociedad jamaicana coincidió, entonces, con el período turístico más exitoso de la industria en el país, y contó 'con el apoyo de las partes interesadas en el turismo'.

Hoy el país vive menos violencia gracias a los estados de emergencia, y el sector turístico no escapa a ello, pues el ministro del ramo ordenó auditar los sistemas de seguridad con el objetivo de fortalecer las garantías que ofrece el país como destino. No fue en 2018 que se aplicó por primera vez este tipo de medida en el país, ya en 2010 fue necesario hacerlo debido a los graves disturbios y enfrentamientos entre policías y bandas violentas en la capital.

*Periodista de la redacción Centroamérica y Caribe de Prensa Latina.


Descarga la aplicación

en google play en google play