Escúchenos en línea

Empleados federales en Puerto Rico dicen que son rehenes

San Juan. PL | 13 de Febrero de 2019 a las 08:24
Empleados federales en Puerto Rico dicen que son rehenes

Trabajadores del gobierno estadounidense en Puerto Rico exigieron este miércoles a los políticos en Washington que dejen de tomarlos de rehenes en la negociación por la construcción de un muro en la frontera con México.

Los trabajadores, adscritos a la Federación Americana de Empleados Gubernamentales (AFGE), anunciaron que realizarán este próximo viernes una vigilia frente al complejo de federal en el sector capitalino de Hato Rey, como respuesta al jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, en el sentido de que 'un cierre de administración está técnicamente aún sobre la mesa'.

El viernes es el día límite para que una comisión bipartita en el gobierno federal alcance un acuerdo sobre los fondos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, siglas en inglés) para el muro fronterizo.

Ernesto Valentín Rullán, representante del Concilio 19 para Puerto Rico e Islas Vírgenes de la AFGE, manifestó que los efectos del pasado cierre del gobierno que culminó en enero todavía son palpables en los empleados federales y sus familias.

'Tomar como rehén el salario de los empleados del gobierno federal es abusivo', dijo Valentín Rullán al revelar que en Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses hay un promedio de 15 mil empleados que día a día proveen servicios indispensables para el ciudadano.

Dijo que desde el lunes hasta hoy, miércoles, funcionarios de la AFGE visitarán el Congreso para garantizar el apoyo y lograr que este tipo de atropello nunca se repita.

Por su parte, Rafael Arroyo, representante de la Local 2608 de la Administración del Seguro Social, mencionó que los costes en la economía con el anterior cierre fueron más de 11 mil millones y se puso en peligro la seguridad de los vuelos comerciales en los aeropuertos de Estados Unidos y Puerto Rico.

Denunció que la paga retroactiva en las distintas agencias ha sido errática y deficiente desde que el gobierno federal volvió a operar, porque el sistema de nómina colapsó en varias agencias y la paga ha llegado tarde e incompleta.

Arroyo aseveró que la fuga de talentos por la incertidumbre económica y el menosprecio del gobierno de Donald J. Trump hacia sus servidores públicos es una realidad que hará más difícil cubrir plazas y atraer los más cualificados al servicio público federal.

Aclaró que la Administración del Seguro Social no fue directamente afectada porque su presupuesto fue aprobado para el año fiscal previo al cierre, pero nuestro trabajo está íntimamente relacionado con las funciones del Servicio de Rentas Internas (IRS).

El registro de salarios que se utiliza para determinar la elegibilidad y cuantía de los beneficiarios del Seguro Social es mantenido y administrado por el IRS.


Descarga la aplicación

en google play en google play