Escúchenos en línea

Mujeres presidentas piden en ONU enfrentar patrones discriminatorios

Washington.PL | 12 de Marzo de 2019 a las 14:52
Mujeres presidentas piden en ONU enfrentar patrones discriminatorios

Presidentas de varias latitudes del mundo que participan en el evento de alto nivel de la ONU Mujeres en el poder coincidieron este martes en la necesidad de cambiar mentalidades y enfrentar patrones culturales discriminatorios.

Las mandatarias de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarović; de Estonia, Kersti Kaljulaid; y de Trinidad y Tobago, Paula-Mae Weekes; y la primera ministra de Islandia, Katrín Jakobsdóttir; junto a la titular de la Asamblea General de ONU, María Fernanda Espinosa, participaron este martes en una conferencia de prensa para compartir sus experiencias.

Ante una pregunta de Prensa Latina, la presidenta de Trinidad y Tobago, Paula-Mae Weekes, enfatizó que las normas culturales afectan las formas de pensar tanto de hombres como de mujeres.

Un trabajo a tiempo completo de nosotras es lidiar con las normas culturales, para lograr progresos sustanciales, expresó.

Si bien en Trinidad y Tobago en los servivios públicos las mujeres reciben el mismo salario que los hombres por trabajos de igual valor, por otra parte no tienen suficiente acceso a centros donde asuman la atención de sus hijos, dijo.

Esto representa un retraso en las carreras profesionales de muchas mujeres, que deben hacerse cargo del cuidado de los niños, agregó.

Tampoco existe una justa representación de las mujeres en ciertas esferas, por ejemplo, en carreras de ciencia, detalló la mandataria trinitense.

La presidenta de Estonia, Kersti Kaljulaid, señaló po su parte que no se pueden hacer grandes progresos sin el compromiso de los partidos políticos y los movimientos sociales.

El parlamento de Estonia nunca ha tenido más de un 30 por ciento de representantes mujeres, por eso es tan imporntante combinar la actividad política con el activismo en la sociedad civil, apuntó.

Las mujeres enfrentan además una carga extra que no tienen los hombres, por ejemplo, muchos cuestionaban mi edad y juventud cuando me postulé al cargo, pero yo soy 10 años más vieja que el presidente francés Emmanuel Macron, soy una una abuela, bromeó.

Toma tiempo cambiar la mentalidad, pero es posible, recalcó Kaljulaid.

Además, se refirió a la necesidad de traer a ONU a las mujeres víctimas de abusos para que hablen de sus experiencias y alcen sus voces, es duro, pero necesitamos llamar la atención sobre esos problemas.

Necesitamos enfrentar eso, necesitamos escuchar sus historias, subrayó.

Por su parte, la primera ministra de Islandia, Katrín Jakobsdóttir, destacó el rol que juegan los movimientos sociales en los temas de equidad de género.

Además, precisó, los partidos políticos deben tener una responsabilidad. Sabemos todas las controversias que hay, pero este es un momento muy importante pues vemos progresos en temas de equidad de género.

También habló de la necesidad de abordar los asuntos de salud sexual y reproductiva, algo fundamental para todas las mujeres.

La equidad de género no es algo que se da, sino que se conquista y a veces, se necesitan medidas radicales para hacerlo, no podemos esperar a que la cultura o la mentalidad cambie por sí misma, consideró.

En tanto, la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarović, resaltó la importancia de contar con legislaciones referidas a temas de igualdad y señaló que hacen falta numerosas iniciativas en todo el mundo de cara a lograr la equidad de género.


Descarga la aplicación

en google play en google play