Escúchenos en línea

Ecuador recuerda tres años del terremoto de Manabí

Quito. Prensa Latina | 16 de Abril de 2019 a las 12:23

Ecuador, y en especial su población de la región costera, recuerdan este martes el terremoto ocurrido en Manabí, el 16 de abril de 2016, que acabó con la vida de 671 personas.

Con magnitud de 7,8 en la escala de Richter, el sismo, registrado a las 18:58 (hora local), con epicentro en Pedernales, fue considerado como el peor de las últimas siete décadas en este país sudamericano, donde todo cambió a raíz del fenómeno climático.

Miles de damnificados y más de tres mil 300 millones de dólares en pérdidas materiales, fueron parte de los perjuicios, que las autoridades, lideradas por el entonces presidente, Rafael Correa, y el vicemandatario Jorge Glas, intentaron empezar a remediar de inmediato.

De acuerdo con testimonios de afectados y vecinos del lugar donde ocurrió el sismo, el exvicedignatario encabezó las tareas de reconstrucción, a partir de la instalación de 10 mesas intersectoriales.

La primera meta fue llevar a cabo labores de rescate para salvar vidas de las personas atrapadas bajo los escombros, sacar de zonas peligrosas a los damnificados y proteger a la población, sobre todo de Manabí y Esmeraldas, las provincias más golpeadas.

Reconstruir todo lo dañado e implementar programas encaminados a impulsar la reactivación económica del área, también se convirtió en prioridad.

Para lograr el objetivo trazado, la Corporación Financiera Nacional entregó créditos por un valor superior a los 243 millones de dólares, impactando en la restauración de emprendimientos y generación de empleos.

Manufactura, pesca, agricultura, construcción, turismo, transporte y almacenamiento, entre otros, fueron los sectores atendidos.

Aparejado a eso comenzó la ejecución de proyectos habitacionales, que se ha mantenido hasta la fecha, para conceder viviendas dignas a quienes perdieron todo por el terremoto.

En el empeño colaboraron numerosos gobiernos, con ayuda técnica y entrega de fondos.

Hoy, las localidades perjudicadas por el evento telúrico intentan volver a sus rutinas, a pesar de los miles de réplicas reportadas desde el 16 de abril de 2016.

Dejar áreas más adecuadas para todos y evitar que se viva en zonas de riesgo son parte del trabajo del gobierno nacional.

Y mientras aún se ejecutan labores e iniciativas para paliar los daños, todavía palpables, ciudadanos de Manabí recordarán a las víctimas mortales del terremoto, con una misa a cielo abierto en la llamada Zona Cero.

El programa conmemorativo incluye un conversatorio sobre lo ocurrido, previsto en la Universidad Eloy Alfaro.


Descarga la aplicación

en google play en google play