Escúchenos en línea

Obispos colombianos rechazan fumigaciones con glifosato

Bogotá. Prensa Latina | 21 de Junio de 2019 a las 14:58

Obispos católicos de la frontera colombo-ecuatoriana manifestaron este viernes su rechazo al regreso de las aspersiones con glifosato anunciado por el gobierno de Iván Duque para combatir la expansión de cultivos de coca.

¡Rechazamos frontalmente la decisión ya anunciada por parte del Gobierno de Colombia de reanudar las fumigaciones de cultivos de uso ilícito con glifosato, dadas las consecuencias negativas para la vida humana y el medio ambienteÂ', afirmaron prelados de localidades fronterizas de los dos países.

Subrayaron los líderes religiosos que la presencia de sembradíos de coca 'en muchos casos, es consecuencia del abandono en que viven sumidos los habitantes de estas regiones'.

Consideraron por ello que el ejecutivo debe explorar 'mecanismos complementarios que den una respuesta más integral sobre esta problemática, que afecta a nuestros pueblos!.

La Pastoral emitió esa declaración desde el Santuario de Las Lajas, localizado en el suroccidental departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador.

A comienzos de esta semana el ministro de Defensa, Guillermo Botero, anunció que el Gobierno retomará las aspersiones aéreas con el citado herbicida como estrategia frente al aumento de los cultivos de hoja de coca.

Botero dijo que espera que el Consejo Nacional de Estupefacientes apruebe los protocolos exigidos y una vez tramitada la licencia ambiental se pueda arrancar con la fumigación del químico en el segundo semestre del año.

La fumigación con glifosato como estrategia frente a la extendida área de plantaciones de coca es cuestionada en Colombia por los daños al medio ambiente y a la alimentación de las familias indígenas y afrodescendientes, que derivan su sustento de la agricultura y los cuerpos de agua de los que se abastecen.

Desde los departamentos del Chocó y Nariño, en la región del Pacífico colombiano y donde radican grandes plantaciones de coca, representantes de las comunidades cocaleras e indígenas rechazan esa modalidad de erradicación de los cultivos ilícitos e instan a priorizar la sustitución voluntaria de los sembradíos, tal como contempla el Acuerdo de Paz.

Especialistas en la materia han alertado que el glifosato ocasiona enfermedades de diferente tipo en los seres humanos y destruye la naturaleza.


Descarga la aplicación

en google play en google play