Escúchenos en línea

Se avizora nueva crisis entre Ecuador y Colombia

Bogotá. Agencia AFP. | 24 de Marzo de 2008 a las 00:00
El reconocimiento del gobierno colombiano de la muerte -en una incursión a territorio ecuatoriano- de un ciudadano de ese país, prevé una nueva tensión entre ambos gobiernos luego que el presidente Rafael Correa anunció una ofensiva diplomática contra Bogotá de comprobarse el hecho. Un enviado de la Fiscalía ecuatoriana y los padres del ciudadano de ese país Franklin Aisalia llegarán a Bogotá para reconocer el cadáver, que fue llevado desde territorio ecuatoriano por los uniformados colombianos el pasado 1o de marzo, junto al del abatido número dos de las FARC, Raúl Reyes. El domingo, el ministro colombiano de Defensa Juan Manuel Santos aseguró que el cuerpo es el de un ecuatoriano, al tiempo que señaló que los servicios de inteligencia de su país establecieron que se trata de un guerrillero de las FARC identificado como Franklin Ponelia Molina, alias Lucho'. "Es ecuatoriano", dijo Santos a periodistas tras advertirle al gobierno de Correa que no se deje "asaltar de su buena fe por unos delincuentes". "Tengan cuidado y corroboren con sus propias autoridades la identidad de las personas", señaló el ministro en unas lacónicas declaraciones. Un comunicado difundido este domingo por el ministerio de Defensa indicó que "comparadas las fotografías y registros fílmicos donde aparece Franklin Ponelia Molina alias Lucho' con las del cadáver reclamado como Franklin Guillermo Aisalia Molina, se ha podido establecer que posiblemente se trata de la misma persona". "Las autoridades colombianas continúan dispuestas y atentas a colaborar con las autoridades ecuatorianas para lograr establecer la plena identidad de este presunto integrante de las FARC", concluyó el comunicado. El sábado, el presidente ecuatoriano advirtió que de comprobarse que el cadáver que estaba en Bogotá corresponde al de un ciudadano de su país, emprendería una dura lucha diplomática contra Bogotá. Según Correa, los padres de Aisalia "tienen serias presunciones de que es uno de los cadáveres que (las tropas) se llevaron a Bogotá". "De confirmarse esto la situación es muchísimo más grave" tras la violación de la soberanía de Ecuador, que fue rechazada por la OEA. Se tratará de "un ecuatoriano muerto en territorio de Ecuador por tropas extranjeras. Ahí vamos a empezar una lucha diplomática tremendamente fuerte, compañeros, porque no dejaremos ese asesinato en la impunidad", dijo el mandatario. El gobierno colombiano respondió a la advertencia de Correa señalanado que en la crisis diplomática con Ecuador acata las decisiones de la OEA, mientras recordó que el rebelde muerto se encontraba en "sitio de terroristas". "El gobierno colombiano expresa su acatamiento total a las decisiones de la OEA y recuerda al mundo que el campamento de alias 'Raúl Reyes' era un sitio de terroristas que actuaban contra el derecho a la seguridad del pueblo colombiano", señaló un comunicado expedido el sábado. Al anunciar el traslado del cuerpo de Reyes y de otro rebelde a Bogotá tras el operativo militar en suelo ecuatoriano, Colombia alegó que el cadáver correspondía al de Julián Conrado, compositor de temas alegóricos a la lucha guerrillera y considerado un ideólogo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas). Los padres de Aisalia dijeron reconocer a su hijo, quien había desaparecido antes del 1 de marzo, a través de las fotos publicadas por la prensa tras el bombardeo contra la base de las FARC en la selva amazónica ecuatoriana.

Descarga la aplicación

en google play en google play