Escúchenos en línea

Iglesia en Colombia insta a caminar hacia paz definitiva

Bogotá. Prensa Latina | 10 de Septiembre de 2019 a las 09:34

Los obispos de la Iglesia Católica en Colombia reiteraron el llamado a asumir el camino hacia la paz definitiva, la reconciliación personal y social, el rechazo a la violencia, la consolidación de la unidad y de la institucionalidad.

Al conmemorarse el segundo aniversario de la visita apostólica del papa Francisco a este país, convocaron a los sectores de la sociedad a acrecentar el esfuerzo y la dedicación para lograr la reconciliación tan anhelada, al tiempo que recodaron palabras del Sumo Pontífice en aquella ocasión.

'Es la hora para desactivar los odios, renunciar a las venganzas y abrirse a la convivencia basada en la justicia, en la verdad y en una verdadera cultura del encuentro fraterno', expresó durante la visita.

Por ello, insistieron los obispos, es preciso superar las diferencias políticas, ideológicas, culturales y económicas, dejar intereses y propósitos individualistas.

Tras rechazar todo hecho de violencia, recordaron que en el camino para la reconciliación es fundamental el diálogo, la honestidad, la cooperación, la justicia social, el respeto de los derechos humanos y el acceso a las víctimas a la justicia, verdad y reparación.

Finalmente, afirmaron que 'estamos llamados a apoyar a quienes han dejado las armas para reincorporarse a la vida política, económica y social'.

A quienes permanecen en los Espacios de Reintegración y Capacitación, les expresamos nuestra cercanía y apoyo para el logro de las metas trazadas en el marco de la convivencia pacífica y la participación en la vida democrática, manifestaron mediante un comunicado.

Diferentes voces coinciden en que varios cientos de líderes sociales, indígenas y exguerrilleros han sido asesinados en Colombia desde la firma en 2016 del Acuerdo de Paz entre el Estado y las extintas FARC-EP.

Al respecto, aumentan los llamados a la implementación integral del Acuerdo en aras de concretar una paz con justicia social, estable y duradera.

En el caso de las comunidades indígenas y afrodescendientes, insisten en la necesidad de una presencia integral del Estado en sus territorios, al tiempo que se oponen a que haya grupos armados, sean legales o ilegales, e instan a que sean respetados sus formas propias de defensa.

En el Cauca (oeste), uno de los departamentos más violentos del país, campesinos, indígenas y líderes sociales están entre las víctimas más frecuentes de lo que la Defensoría del Pueblo ha calificado como una catástrofe humanitaria por enfrentamientos entre grupos armados al margen de la ley para apoderarse de las rutas del narcotráfico y por la minería ilegal.


Descarga la aplicación

en google play en google play