Escúchenos en línea

Obispo pide sanear al sistema de justicia de Paraguay

Asunción. PL | 8 de Diciembre de 2019 a las 09:31

Un pedido al saneamiento de la justicia paraguaya para recuperar la credibilidad y la honestidad, hizo este domingo el obispo Ricardo Valenzuela al cierre de la tradicional ceremonia de cada año en Caacupé

En presencia del presidente Mario Abdo Benítez y algunos otros altos cargos de su gobierno, en su intervención el prelado tocó varios temas de la realidad más actual que golpea a la sociedad paraguaya.

Fustigó la corrupción, la pobreza y la violencia imperantes en el país y destacó la necesidad de sanear las instituciones, regularizar la situación de las tierras y mejorar la distribución de los bienes.

Igualmente mencionó el acceso al trabajo para toda la ciudadanía y exhortó a una renegociación justa del Anexo C de Itaipú a la vez que demandó el cese de los feminicidios.

Fuentes de la Presidencia señalaron que el obispo en su su homilía pidió mayor transparencia y honestidad al momento de dictar justicia.

'Hace tiempo reclamamos un saneamiento de nuestros tribunales; es necesario que, en nuestro país, los jueces y fiscales recuperen credibilidad', expresó Valenzuela.

Subrayó que a Paraguay le urge una justicia respetable y eficiente, dado que los tribunales son los que deben asegurar el derecho y la convivencia.

Dijo que ninguna paz es estable mientras no se asegure una justicia incorruptible. 'La recta administración de la Justicia es la máxima aspiración del hombre', acentuó.

El obispo de la diócesis de Caacupé, refirió ?según las fuentes-, que la ciudadanía vive en constante angustia debido a la orfandad e inoperancia del sistema judicial, lo que muchas veces les hace imposible encontrar refugio en una ley justa.

En otra parte de sus palabras, hizo hincapié en la mala distribución de las riquezas y en la poca cantidad de ofertas laborales para los más necesitados.

'Seguimos con más de un millón ochocientos mil pobres entre nosotros; mientras poquísimas personas acumulan riquezas que ni siquiera están en condiciones de manejar y controlar y menos aún de convertirlas en inversiones para generar fuentes genuinas de trabajo para los miles de desocupados', manifestó.

Subrayó que los que tienen inmensas fortunas están llamados a ocuparse del que no tiene nada a través de inversiones y creación de puestos de trabajo para que todos puedan vivir con dignidad.

El monseñor de Caacupé refirió que es responsabilidad de los empresarios y los funcionarios del Estado orientar las inversiones a fines productivos que permitan el crecimiento de una economía.

Hoy nuestra economía se nutre abusivamente del contrabando, el narcotráfico, la evasión y la corrupción, males estos que tienen asegurados su continuidad mediante la impunidad reinante, aseveró

Afirmó que cuando la deshonestidad se instala, y se empodera especialmente en la administración pública, 'no hay recursos que lleguen para programas de desarrollo y de mejora de las condiciones de vida del pueblo'.

Más de un millón 500 mil feligreses arribaron este domingo hasta la Villa Serrana, en cumplimiento a las promesas hechas a la Virgen de Caacupé.

Cada 8 de diciembre una multitudinaria cantidad de paraguayos asiste a la mayor fiesta mariana del país.

Acompañaron al mandatario, la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Jiménez Rolón, entre otros funcionarios gubernamentales.


Descarga la aplicación

en google play en google play