Escúchenos en línea

Critican orden contra vestimenta tradicional en Bolivia

La Paz. PL | 9 de Diciembre de 2019 a las 15:36

En medio de las denuncias realizadas ante la orden de vestir formalmente, al estilo occidental, emitida por la Dirección General de Ceremonial del Estado, la cancillería de Bolivia se vió obligada este lunes a calificar de unilateral el procedimiento.

La decisión de la entidad adscrita al Ministerio de Relaciones Exteriores suscribe que 'a partir de la fecha se deberá observar la vestimenta de todos los funcionarios durante la jornada laboral de lunes a viernes, de la siguiente manera: Caballeros: traje oscuro con corbata. Damas: traje entero, falda o pantalón'.

En ese sentido, el expresidente de Bolivia Evo Morales y otros líderes sociales señalaron el hecho como un desconocimiento a la indumentaria tradicional realzada durante los pasados 14 años.

Asimismo, insistió mediante la red social Twitter que con esas acciones las autoridades de facto 'tratan de desmantelar el Estado Plurinacional y restaurar el Estado colonial', escribió Morales.

'Después de quemar nuestra Whipala (bandera símbolo de los indígenas de la región andina), la Cancillería golpista ahora prohíbe los ponchos, el aguayo, las polleras y el tipoy. No podrán hacerlo, áel pueblo volverá y vencerá!', enfatizó el primer presidente indio de Bolivia.

Al respecto, y ante la ola de críticas en medios y redes sociales, la oficina de la canciller de facto Karen Longaric emitió hoy un comunicado en el que desautoriza el código de vestimenta decidido por su Dirección General de Ceremonial.

El texto asegura, en cambio, que 'de ninguna manera se ha prohibido el uso de vestimenta tradicional en la Cancillería; los trajes tradicionales son vestidos diariamente por el personal que así lo desea, sin ninguna restricción'.

Igualmente el comunicado señaló que el polémico código de vestimenta fue emitido 'unilateralmente' y agrega que la Ley del Servicio Exterior de 2013, acorde con la Constitución de 2009 promulgada por Morales 'expresa el reconocimiento de las prácticas de los pueblos y naciones indígenas, incluyendo los idiomas, símbolos, vestimenta e identidad cultural'.

La nueva medida eliminada se inserta en el reordenamiento iniciado por Longaric del servicio exterior que incluye anuncios de reanudación de relaciones diplomáticas con Israel, un mayor acercamiento a Estados Unidos y la 'desideologización' de los vínculos con Rusia y China.

El rechazo e incluso destrucción de algunos símbolos indígenas, como la multicolor Wiphala, desencadenaron, en parte, las violentas protestas tras el golpe de Estado contra Morales, seguidas de la autoproclamación como presidenta interina Jeanine Áñez, una senadora derechista conocida por pasadas expresiones poco amistosas con los pueblos andinos.


Descarga la aplicación

en google play en google play