Escúchenos en línea

Persecución en Bolivia bajo calumnia de sedición

La Paz. PL | 28 de Diciembre de 2019 a las 15:03

Una de las pretendidas formas del gobierno de facto en Bolivia para anular a quienes se oponen al golpe de Estado es acusarlos de sedición, consideran este sábado miembros del Movimiento Al Socialismo (MAS).

En una entrevista que Alex Anfruns, periodista independiente catalán, miembro de la sección belga de la Red de intelectuales en defensa de la Humanidad, realizó al asambleísta departamental de La Paz por el MAS Gustavo Torrico, profundiza en ese modus operandi.

Sobre cómo vivió el golpe de Estado, Torrico narra al también analista que lo sucedido en Bolivia fue un momento traumático a partir del motín policial que retiró el resguardo a plaza Murillo y dejó desprotegido el Palacio y la sede de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

En su interior -recordó- se encontraban los movimientos sociales afines al gobierno del Presidente Evo Morales.

'Ya informado de que ocurriría el motín y a fin de evitar un enfrentamiento entre dos grupos de civiles con resultados catastróficos, el Presidente instruyó el retiro de sus apoyos', recordó.

Un día antes, las Fuerzas Armadas, que informaron del total control de la rebelión 'sugirieron' la renuncia del primer mandatario', explicó Torrico.

Indagado sobre las múltiples amenazas y agresiones en contra de miembros del MAS, Torrico enfatizó que se dio una cacería de dirigentes sociales y la búsqueda de líderes políticos.

'El caso más emblemático es el de Gerardo García, el actual vicepresidente del MAS que fue enviado a la cárcel de San Pedro bajo los delitos de moda: 'sedición, terrorismo y financiamiento al terrorismo', puntualizó.

Comentó que lo paradójico de esto fue que grupos paramilitares escudados en comités de 'resistencia' y con amparo y protección policial fueron los operadores principales de los vejámenes contra todo ciudadano de rasgo indígena, tildándolo de masista.

Lo mismo ocurrió con las Fuerzas Armadas que permitieron que estos paramilitares actuaran como punta de lanza en sus operaciones, acotó.

Por otra parte al referirse a los principales cambios impulsados por el gobierno de la autoproclamada presidenta interina Jeanine Áñez Añez dijo que pese al mandato constitucional que le limita solo para convocar a elecciones, se dedicó a copar el aparato estatal como si tratara de un gobierno electo para todo un periodo.

'Se borró del éter a TeleSUR y RT, así como a más de 57 radios comunitarias implantando casi una sola cadena radial y televisiva, donde los miembros del MAS tienen casi nula participación', dijo.

En ese mismo sentido, crucifican a los representantes antes de llegar siquiera a los juzgados, indicó.

'Se violentan oficinas estatales por parte de los paramilitares con protección policial, para obligar a los funcionarios y autoridades a renunciar. Se detiene a cualquier persona que haya sido funcionario desde secretarias o personal acompañante', precisó.

Alex Anfruns indagó sobre las acusaciones contra Torrico que echaron a rodar los golpistas.

'El periódico El Diario colocó un titular donde dice Torrico amenaza de muerte a los jóvenes descontextualizando intencionalmente una intervención mía en un programa radio televisivo llamado Polémica', explicó.

En ese espacio 'hice una reflexión a los padres y madres de familia para que cuiden a sus hijos e hijas quienes se estaban enfrentando a la policía', agregó.

'Esto fue viralizado en los todos los medios sin que ninguno pidiera la contraparte o una aclaración mía', contó el diputado.

Recalcó que, producto de ese manejo intencionado de la prensa, es perseguido y acusado de 'sedición, terrorismo y financiamiento al terrorismo'.

Ahora, existe una orden de aprensión 'sin considerar que en mi condición de Asambleísta gozo de estado de inviolabilidad: no puedo ser detenido ni perseguido penalmente por mis declaraciones, opiniones, etcétera', aclaró.

Sobre las eventuales elecciones del 2020, derivadas del golpe de Estado, Torrico dijo que a los golpistas no les interesa llegar a esos comicios con un MAS que está fortalecido.

Para lograr sus objetivos tratan, en primer lugar, quitar la sigla a esta fuerza para eliminar su personería jurídica, lo cual tendría nefastas consecuencias, explicó.

'Y si no fuera el caso, al llegar y sentirse derrotados, tratarán de desconocer los resultados, volviendo a su plan original que es la balcanización del Estado', añadió.


Descarga la aplicación

en google play en google play